¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Dos cambios de piloto para las 6 Horas de Shanghái

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho4 min. lectura

    26 prototipos y vehículos GT vuelven a formar la parrilla del Mundial de Resistencia con motivo de las 6 Horas de Shanghái.

    A pesar de la estabilidad de la parrilla, G-Drive cambia de piloto por segunda carrera consecutiva. También hay novedades en Gulf Racing.

    El WEC ha puesto velocidad de crucero y tras las caóticas 6 Horas de Fuji, el certamen se dirige al país vecino para disputar las 6 Horas de Shanghái. Como es previsible con una distancia tan corta entre ambas carreras, la parrilla del Mundial de Resistencia se mantiene sin cambios, con la presencia de un total de 26 vehículos. Sin embargo, en la lista de inscritos de la penúltima cita de la temporada hay un par de cambios de pilotos, uno en la categoría LMP2 y otro en LMGTE-Am. Más allá de eso, China parece tierra para decidir algunos de los títulos en juego.

    En LMP1 no hay cambios en parrilla y tampoco de protagonistas. A pesar del doblete sumado por Toyota en las 6 Horas de Fuji, su cita de casa, Porsche tiene todo en su mano para sumar el título. De hecho, Timo Bernhard, Earl Bamber y Brendon Hartley sólo necesitan terminar cuartos con el Porsche #2 para conseguir el título, o lo que es lo mismo, no tener problemas y acabar como el peor LMP1 en pista. No parece una situación demasiado compleja, aunque a buen seguro buscarán mejorar esta suposición para cerrar también el título de marcas para Porsche.

    La ventaja de Ho-Pin Tung, Oliver Jarvis y Thomas Laurent en la clase LMP2 es cada vez más escueta tras la victoria del Rebellion #31 en China. Con todo y más allá de la estructura suiza o del equipo chino, el protagonismo en la categoría pasa por el nuevo cambio de pilotos en G-Drive Racing. Si en China Alex Lynn fue sustituido por James Rossiter, en el caso de Shanghái el Oreca #26 es testigo de un nuevo cambio de alineación. Roman Rusinov y Pierre Thiriet competirán con Nico Müller, piloto oficial de Audi en el DTM que una vez terminada su temporada probará en el WEC.

    En LMGTE-Pro tampoco hay novedades, algo comprensible dada la gran igualdad reinante en la categoría. No obstante, cuatro de los ocho GTE están separados por 17,5 puntos, por lo que todo puede pasar en la recta final del campeonato. AF Corse parte con cierta ventaja ya que los Ferrari 488 GTE #51 y #71 están inmersos en la batalla por el primer Campeonato del Mundo de pilotos GT. La gran baza de Porsche pasa por el 911 #91 de Richard Liez y Frédéric Makowiecki, mientras que Ford ha perdido fuelle con el GT #67 de Andy Priaulx y Harry Tincknell.

    Por último, la clase LMGTE-Am llega a Shanghái tras producirse la primera victoria de Miguel Molina con el Ferrari 488 GT3 #54. El piloto español intentará repetir triunfo en la categoría junto a Thomas Flöhr y Francesco Castallacci. Respecto al resto de coches, el Porsche #86 de Gulf Racing es el único coche que presenta novedades en su lista de pilotos. No obstante, si en Fuji fue Michael Hedlund el que se subió al 911 junto a Benjamin Barker y Nicholas Foster, en la cita China el encargado de sustituir a Michael Wainwright es el piloto árabe Khaled Al-Qubaisi.

    Fotos: Porsche Motorsport / Ferrari Races