¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El DTM no quiere híbridos, al menos a corto plazo

    Gerhard Berger, jefe del ITR, afirma que el DTM sólo adoptará motores híbridos si su tecnología va más allá del puro marketing.

    Por el momento, el DTM y el Súper GT utilizarán el reglamento técnico 'Class 1' con motores turbo de 2.0 litros y cuatro cilindros.

    El DTM se prepara para arrancar una nueva era, tanto por la marcha de Mercedes y la llegada de Aston Martin, como por la implementación de la normativa técnica 'Class 1' que debutará en el certamen alemán en 2019 y en el Súper GT japonés en 2020. Un reglamento que está basado en una nueva propuesta técnica con motores turbo de 2.0 litros y cuatro cilindros que sustituyen a los anteriores V8. Más potentes y eficientes, estos motores tendrán una potencia cercana a los 625 CV y llevarán a los nuevos DTM a velocidades cercanas a los 290 km/h.

    Con todos los 'huevos' en la cesta de la normativa 'Class 1', Gerhard Berger ha dejado claro que el DTM no necesita recurrir a la tecnología híbrida en un futuro cercano y que ni siquiera está claro que los sistemas híbridos entren en los planes de cara a la próxima reestructuración técnica: "Creo que, respecto a los sistemas híbridos, hay que valorar si nos da algún valor más allá de ser una herramienta de marketing. Si nos aporta algo más en las carreras, en la eficiencia y en los tiempos por vuelta, entonces podríamos considerarlo en un futuro, aunque de aún no es el caso".

    Berger se postula así ante el movimiento del BTCC de incluir sistemas híbridos en 2022: "Si sólo es una estrategia de marketing para vender una imagen 'verde' y tenemos un sistema hibrido ineficiente, entonces no merece la pena. Hay que esperar al momento adecuado. Al final, si pones un sistema híbrido complejo, cuesta mucho dinero su desarrollo y eres más lento porque tienes 150 kilos extra. Potenciar esto para tener diez segundos de energía eléctrica por vuelta implica decirle a los fans que la tecnología es 'verde', pero insuficiente ya que durante la mayoría de la vuelta usas más combustible".

    Fotos: DTM