¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La edición 2020 de la subida a Pikes Peak se realizará sin público

    La edición 2020 de la subida a Pikes Peak se realizará sin público
    La subida de Pikes Peak se disputará en 2020 bajo condiciones excepcionales por la pandemia de COVID-19.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    El organizador de la subida a Pikes Peak ha decidido que el evento siga adelante en 2020, aunque sea sin público.

    El importe de las entradas y los pases de acampada será devuelto a los aficionados. Tampoco se realizará el tradicional 'Fan Fest'.

    La edición 2020 de la subida a Pikes Peak será definitivamente única. No obstante, la prueba no sólo se llevará a cabo el 30 de agosto en lugar del 28 de junio, sino que además tendrá lugar sin público. La realidad asociada a la pandemia de COVID-19 ha provocado que el aplazamiento llevado a cabo en inicio se haya convertido en una cita 'cerrada' al público. La organización así lo ha confirmado, asegurando el total reintegro del importe de entradas y pases de acampada a los aficionados que ya los hubieran adquirido. A esta circunstancia se suma la cancelación de la categoría de motos tras la muerte en 2019 de Carlin Dunne.

    Megan Leatham, directora ejecutiva de la subida de Pikes Peak, ha afirmado: «Por primera vez en nuestra historia, la subida de Pikes Peak se organizará sin sus aficionados a lo largo de la ruta. No hay nadie más decepcionado que nosotros. Nuestro personal y la junta directiva del evento han discutido y analizado los múltiples escenarios en los que la carrera se podía organizar. Con los mandatos a largo plazo emitidos por el gobierno para usar equipos de protección personal, asegurar la distancia social adecuada y limitar el tamaño de las reuniones grupales, creemos que es imposible albergar espectadores en la carrera del 30 de agosto».

    Como es lógico, si no hay público a lo largo de los casi 20 kilómetros de ascensión, tampoco se organizará el tradicional 'Fan Fest' previo a la prueba. El particular desfile de los participantes que competirán en Pikes Peak frente a los aficionados: «Para mucha gente este es uno de los mejores momentos del verano. Por lo general damos la bienvenida a más de 30.000 aficionados, pero a la luz de las nuevas pautas gubernamentales se antoja irresponsable tener un evento así este año. Nuestra prioridad es no poner en riesgo a nuestros competidores, patrocinadores, voluntarios y a todo el público».

    Fotos: Pikes Peak