¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Alfa Romeo 4C marca un tiempo de 8 minutos y 4 segundos en Nürburgring

El Alfa Romeo 4C quiere demostrar que no es necesaria una potencia desorbitada para ser muy, muy rápido y efectivo en circuito, gracias a sus particulares características. Con un tiempo de 8 minutos y 4 segundos, el Alfa Romeo 4C se convierte en el coche más rápido en el Nordschleife con menos de 250 CV.

Sabemos que un buen tiempo de vuelta rápida en el Nordschleife es quizás más efectista que otra cosa para todo deportivo que se precie. Aún así, y sin ser un indicativo absoluto de cómo de rápido es un coche, no deja de ser una buena vara de medir, sobre todo en términos relativos, comparando un modelo con otros equivalentes (o no).

Y es que el viejo Nordschleife es un circuito muy largo, con más de veinte kilómetros, y con un trazado muy variado, en el que nos encontramos de todo, desde largas rectas a curvas abiertas, cerradas o peraltadas, y también diferentes tipos de pavimento. Pues bien, el Alfa Romeo 4C ya ha pasado por Nürburgring, y diríamos que ha solventado la prueba con nota.

Con un tiempo de 8:04, el Alfa Romeo 4C ha establecido un nuevo récord, el de coche de producción más rápido en el Nordschleife con menos de 250 CV. Todo ello con el piloto Horst Von Saurma al volante, y con una unidad estrictamente de serie, aunque eso sí, calzada con neumáticos Pirelli P Zero Trofeo, desarrollados especialmente para el modelo, neumáticos que aunque están homologados para calle son también adecuados para un buen rendimiento en circuito.

Comparando este tiempo de 8 minutos y cuatro segundos, podríamos decir que es realmente bueno, y más rápido que vehículos mucho más potentes que él. Por ejemplo, es cuatro segundos más rápido que el Renault Mégane RS 265 Trophy, dos segundos más rápido que el Porsche Cayman S (325 CV) o un segundo más rápido que el BMW M3 E92 (420 CV). Además, clava el tiempo de todo un Lamborghini Diablo GT, con sus 570 CV.

Queda claro que el Alfa Romeo 4C es capaz de rodar muy rápido en circuito, y todo ello a pesar de una potencia no demasiado elevada, de "sólo" 240 CV. Las claves, sin duda su construcción ligera en fibra de carbono y aluminio, con un peso total de sólo 895 Kg, motor central-trasero con propulsión posterior que posibilita una gran distribución de pesos y un chasis muy afinado, capaz de soportar aceleraciones laterales de hasta 1,1 G. Sin duda, un matagigantes en tamaño contenido.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto