¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Faraday Future arremete contra sus ex-empleados en venganza

    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera5 min. lectura

    La respuesta de Faraday Future a las últimas noticias negativas aparecidas en los medios sobre el proyecto no se ha hecho esperar, arremetiendo contra su ahora ex jefe financiero, Stefan Krause, al que incluso acusa de haber infringido la ley.

    Faraday Future FF91.

    La llegada del invierno parece sentar mal en Faraday Future, pues es la época en la que suele generar más informes negativos. Si ayer os contábamos la polémica de la documentación filtrada que señalaba una bancarrota controlada de la compañía, lo cual, si los documentos eran ciertos, no parecía ser demasiado legal, hoy la compañía vuelve a ser noticia por la absurda respuesta ante la marcha (otra más) de su jefe financiero, Stefan Krause.

    Krause era su último fichaje estrella, procedente de compañías como Deutsche Bank y BMW, tenía como principal función encontrar los fondos necesarios para continuar con el proyecto. Un montante total de 1.000 millones de dólares que la empresa ni su propietario son capaces de conseguir por si mismos.

    Ayer se conocía la marcha de Krause, corroborada por él mismo tras la aparición de unas declaraciones de empleados de la compañía que aseguraban que Krause estaba próximo a marcharse. El propio interesado se pronunciaba ayer no solo confirmando la noticia, sino revelando que su dimisión voluntaria había tenido lugar el pasado 14 de octubre.

    En teoría, saldrá al mercado en 2018.

    La respuesta de FF no se ha hecho esperar y el propio dueño del circo en el que se ha convertido la marca, Jia Yueting, ha publicado un comunicado en el no solo niega que Krause haya dimitido hace casi un mes, sino que ha sido despedido por la compañía por incumplir la ley y “falta de contribución a los objetivos de FF durante el transcurso de su liderazgo”, afirmando además que están tomando ya acciones legales contra él por “malversación y abandono del deber”.

    El comunicado de Yueting tiene fecha de ayer, 10 de noviembre, por lo que la pregunta es simple, ¿dónde ha estado Krause en los últimos 27 días, en su despacho o en su casa?. No creemos que alguien como Krause se haya inventado ante los medios que dimitió hace cerca de un mes si ha seguido trabajando, o al menos, simulando que trabaja. Para la compañía sería demasiado sencillo demostrar su relación con la empresa durante ese tiempo incluso sin que hubiera acudido a su despacho en ningún momento. Con decir que ya había dimitido hubiese sido suficiente, ¿por qué inventarse una fecha tan anterior?.

    Lo que está claro es que el estilo de Yueting es más autocrático que corporativo y esta respuesta es una clara venganza pública contra Krause. Si estaban iniciando acciones legales, si realmente han tenido esa intención, lo último que necesitan es advertir al afectado, que ahora tendrá tiempo de prepararse e incluso, de efectuar acciones legales contra la compañía por las acusaciones que han vertido contra él.

    ¿Llegará al mercado?

    Según rezan algunos medios estadounidenses, varias fuentes han corroborado que Krause sí logró encontrar inversores interesados en la compañía, pero todos ellos han desistido mientras sea Yueting una de las piezas importantes del tablero, este se ha negado en varias ocasiones ha dar un paso atrás, lo que ha terminado de espantar a los inversores. Y por lo que parece, la percepción de los inversores ha sido la correcta.

    Nuestra pregunta es, si FF realmente llega a fabricar y comercializar el vehículo que están desarrollando ¿quién estará dispuesto en los Estados Unidos a comprarlo?.

    Fuente: Jalopnik