El CEO de Faraday Future sigue desaparecido y le embargan sus activos

  • El respaldo financiero y ahora supuesto CEO de Faraday Future, Jia Yueting, sigue desaparecido para las autoridades chinas, por lo que han procedido a embargar todos sus activos en ese país.
  • Tenía orden de volver a China para hacer frente a sus deudas antes de que terminara el año, pero Jueting aún no ha regresado, ni se le espera.

Jia Yueting en la presentación del FF91.

El año no puede empezar peor para Faraday Future. Su propietario y ahora nuevo CEO, Jia Yueting, tenía hasta final de año para personarse en China y hacer frente a las deudas de su compañía en aquel país, pero hasta el momento sigue en paradero desconocido, por lo que un juzgado de Pekín ha procedido a embargar los activos del empresario en su país natal.

Hace solo unos días Yueting se presentaba en los cuarteles generales de Faraday Future en California asegurando que había logrado obtener la tan necesitada inversión de 1.000 millones de dólares para sacar a flote el proyecto FF, momento en el que aprovechó para anunciar que asumiría el puesto de CEO de la compañía estadounidense, cargo que lleva vacante desde que se fundó la empresa en 2014.

Sin embargo, hasta el día de hoy y a pesar de que ya ha pasado más de medio mes, la compañía no ha emitido ningún comunicado oficial al respecto, ni sobre la llegada de nuevos (y desconocidos) inversores ni sobre el nombramiento de Yueting como CEO. De hecho, Yueting sigue sin aparecer en la web de la compañía, donde por el momento tan solo aparecen Nick Sampson, Dag Reckhorn y Peter Savagian como miembros del equipo ejecutivo. Solo 3 nombres de una lista que ha ido cambiando a golpe de dimisiones en los dos últimos años y que inicialmente estaba compuesta por al menos una docena de personas.

Yueting en la presentación del LeSee, un concept falso de un proyecto más misterioso aún.

La demanda en China proviene de una compañía llamada Huafu Securities y se debe a una deuda de la que por el momento quedan por satisfacer 202 millones de yuanes, lo que suponen 31 millones de dólares. En septiembre ya se emitió una orden para que Yueting se presentara e hiciera frente a estas deudas, pero ante su ausencia, se le impuso como límite para su comparecencia finales de diciembre. Por el momento, sigue sin saberse donde está, aunque se supone que se encuentra en Estados Unidos.

Evidentemente no podemos asegurarlo, pero por lo que parece, Yueting simplemente esta fugado y no creemos que tenga intención de volver a China. Con respecto a Faraday Future, es muy probable que los supuestos fondos anunciados por Yueting ni siquiera existan. De ser cierto, sería toda una sorpresa. No nos imaginamos quién o qué compañía estaría dispuesta a invertir en un proyecto que va camino de convertirse en una de las peores anécdotas de la historia de esta industria.

Faraday Future tiene cita este mes de enero en el Consumer Electronics Show de Las Vegas, donde, en el caso de aparecer realmente, echaremos de menos a muchas de las caras visibles de la compañía en estos eventos. Ya que en los últimos meses la huida de empleados del proyecto ha sido la tónica general, y por lo que sabemos, los que quedan ya ni se molestan en acudir a su puesto de trabajo.

Actualización (02/01/2018): Nuevos informes posteriores a este artículo revelan que si bien Yueting sigue en paradero desconocido ha enviado de vuelta a China a su mujer, Gan Wei, para que junto con el hermano de Yueting, Jia Yuemin, se encarguen de comparecer frente a las autoridades chinas y vender ciertos activos para tratar de solventar la crisis. Aunque no creemos que este paso sea suficiente. Jia Yueting se enfrenta en estos momentos a penas de carcel. Así mismo, se ha confirmado que Yuetingt ha declarado en un comunicado que permanecerá en Estados Unidos para tratar de resolver el problema de fondos de Faraday Future, pero seguimos sin confirmación de la entrada de nuevo capital anunciada.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×