¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El Coronavirus obliga a revisar los acuerdos de la fusión entre FCA y PSA

    Logotipos empresarias de PSA y FCA

    A finales del pasado año, se anunciaba oficialmente la firma del que es el cuarto grupo automovilístico del mundo. La nueva asociación entre PSA y FCA todavía tiene un fleco pendiente, y muy importante, porque es el organismo de competencia europeo el que tiene que reafirmar la fusión. A la espera de ese trámite, hay quienes creen que hay que revisar algunos términos.

    Hasta que el órgano de la Unión Europea que controla la competencia no de su visto bueno, la fusión de PSA y FCA no tendrá efecto ni será el verdadero cuarto grupo. automovilístico del mundo. Es el único trámite que queda para que sea fehaciente, y se confía en ello, especialmente después de que la operación haya sido reconocida por el mismo organismo de India.

    La Comisión de Competencia de la India (CCI) ha dado luz verde a la aprobación de la operación, por lo que en este país ya se reconoce al grupo ítalo-americano como una parte del francés. Las diversas fuentes mundiales coinciden en que las negociaciones entre los responsables de ambos grupos se han mantenido. Pero, la pandemia ha variado los planes, ya que se esperaba la resolución para el primer trimestre de 2021 y ya se está demorando.

    El futuro B-SUV de Alfa Romeo adoptará tecnología de PSA cuando Europa apruebe la fusión

    Es el trámite esencial para que Tavares se ponga a trabajar y reflotar la situación de las marcas italianas, incluyendo también el desarrollo de nuevos modelos utilizando tecnología de los franceses. Por este motivo, el primer modelo fruto de la unión llegará en 2023. Pero, sin tal aprobación no habrá desarrollos conjuntos. Y mientras surgen problemas.

    Hace unos días, el gran banco francés Société Générale insinuó una revisión del valor de los dos grupos empresariales apuntando que no valen lo mismo que el día que se firmó el acuerdo, el 31 de octubre de 2019. El banco señala que las condiciones hoy son muy diferentes por el coronavirus, especialmente la liquidez: PSA perderá 1.100 millones de Euros en efectivo, frente a las previsiones de ganar 2.800 millones, y FCA ni siquiera será capaz de llegar a 2.200 millones.

    Así, en el acuerdo detallado expuesto en diciembre, PSA se comprometía a vender el 46 por ciento de su participación en Faurecia, la empresa de componentes, mientras que FCA repartía un dividendo de 5.500 millones de euros. Una circunstancia que, a la vista de las cuentas, no es posible, y que, además tal revisión está contemplada en el acuerdo de la fusión. Un artículo 7 que la Société Générale hace valer en situaciones realmente especiales. Y esta lo es.

    Teniendo en cuenta que las condiciones de la fusión para ambos fabricantes tienen que ser idénticas, el banco propone dos nuevos escenarios. El primero, que no se produzca ninguna distribución de dividendos entre los accionistas o de emisión de activos, por lo que el valor de mercado de FCA sería un 10% superior al de PSA.

    La segunda situación posible es que PSA no distribuya el dividendo de 1.100 millones, pero sí venda su parte de Faurecia que está valorada en 2.100 millones de Euros, al mismo tiempo que FCA distribuye su dividendo de 5.500 millones. Esta situación descompensa el valor de ambos grupos, de 8.200 millones para PSA y de 5.800 para FCA, por lo que los expertos entienden que la revisión del acuerdo es un punto intermedio entre ambas posibles situaciones.

    Fuente: Rainews