¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Ferrari F40 se enfrenta al tecnológico McLaren P1 en un curioso duelo generacional

    Ferrari F40 vs. McLaren P1Youtube Lovecars

    El equipo de lovecars ha realizado un duelo de aceleración de lo más peculiar. El mítico Ferrari F40 se enfrenta a un modelo que no podía ser más diferente, el moderno y tecnológico McLaren P1 híbrido. El pasado frente al futuro en este duelo desigual pero tremendamente interesante.

    Nos encantan este tipo de duelos. Drag races realizadas entre modelos tremendamente distintos o, como es este caso, con una brecha generacional inmensa. Por un lado nos encontramos al máximo exponente del automovilismo clásico, un modelo que es todo potencia bruta y que carece de cualquier tipo de filtros o ayudas al conductor, el Ferrari F40. Frente a un modelo que es todo lo contrario, un hiperdeportivo híbrido que cuenta con numerosos sistemas de asistencia para ayudar al piloto a maximizar el rendimiento del modelo en todo momento, el McLaren P1.

    Ambos modelos eran de los deportivos más destacados del mercado en sus respectivas épocas, aunque en el caso del modelo italiano no podíamos encontrar demasiadas alternativas similares en aquel momento, ya que hasta su aparición prácticamente no había modelos en el mismo escalón del mercado en términos de rendimiento.

    El duelo es muy desigual en términos de tecnología.

    Evidentemente, un duelo de este tipo no tiene propósito didáctico alguno, pues ambos modelos no son rivales ni por asomo, dada la enorme brecha generacional que hay entre ambos. Sin embargo, pocos enfrentamientos serían más interesantes y curiosos que este. Aunque como es habitual, no vamos a destriparos el final del vídeo, que resulta ser un documento gráfico de lo más interesante.

    Especificaciones

    Sin entrar en detalle, incluso sus especificaciones básicas denotan la enorme diferencia tecnológica que hay entre ambos modelos. El Ferrari F40 fue presentado a mediados de la década de los ochenta y su motor V8 de 2.9 litros de doble turbo entregaba 478 CV, por lo que era la opción más potente procedente de un fabricante OEM en aquel momento. Teníamos que recurrir a los preparadores aftermarket más caros para encontrar modelos con más caballos que el F40. Gracias a su rendimiento mecánico, el deportivo italiano no solo era el modelo más rápido del mercado en ese momento, sino que además fue el primer vehículo de calle que logró homologar una velocidad máxima superior a las 200 mph.

    Por su parte, el McLaren P1 contaba con una de las configuraciones más radicales que podíamos encontrar. Dotado del mismo V8 de 3.8 litros biturbo que empleaban todos los modelos de la marca británica en ese momento, gracias a la combinación con un motor eléctrico era capaz de presentar una potencia total de 916 CV. Aunque su naturaleza electrificada no debe confundirnos, pues la respuesta de la mecánica eléctrica había sido especialmente configurada en conjunción con los sistemas de aerodinámica activa y suspensión activa para ofrecer el máximo rendimiento del modelo en todo momento. Lo que le permite aprovechar hasta el último caballo disponible.