¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El Ford S-MAX ST-Line, más deportivo al estrenar el nuevo paquete Dark

    El único monovolumen con el que cuenta Ford en la gama europea estrena un nuevo paquete de diseño que otorga más deportividad al acabado ST-Line. El S-MAX gana en presencia y con un aspecto más elegante con unos detalles muy específicos, tanto para el exterior como para el interior.

    El Ford S-MAX gana en deportividad gracias al nuevo paquete "Dark"

    Actualizado en 2015 y sometido a una profunda revisión de la oferta mecánica el pasado verano dejando exclusivamente motores diésel, el Ford S-MAX se mantiene en el mercado con un diseño moderno y afilado como la única opción monovolumen que sobrevive en la marca del óvalo.

    Durante este año 2019, el S-MAX no ofrecerá grandes novedades, solo un reequipamiento que ofrece una mayor deportividad al modelo estrenando el nuevo paquete de diseño "Dark", ganando también presencia para mantener vivas las ventas del modelo.

    Solamente disponible en combinación con el acabado "ST-Line", el nuevo paquete cuenta con detalles específicos para el exterior, un conjunto que incluye una pintura metalizada en un nuevo tono de gris pizarra, unas llantas de aleación en diseño de 10 radios de 18 pulgadas terminadas en brillo, carcasas de los espejos retrovisores pintadas en negro y pinzas de freno de color rojo.

    La nueva pintura metalizada, junto con las llantas de 18 pulgadas, dan un aspecto más elegante al Ford S-MAX ST-Line

    En menor medida de perceptibilidad, el borde de los proyectores antinieblas se han pintado en color negro brillante, al igual que el entramado de nido de abeja de la parrilla del radiador y la inserción del difusor posterior, mientras que los faldones laterales utilizan el mismo color de la carrocería.

    En el interior, Ford introduce unos asientos tapizados en cuero y decorados con costuras de color rojo, al igual que los paneles de las puertas, el volante -con cuero perforado- y el pomo de la palanca de cambios. Los pedales de aluminio redondean el paquete de mejoras, junto con unas alfombrillas con inserciones en rojo tanto para los pasajeros delanteros como en la segunda fila de asientos.

    El Ford S-MAX ST-Line se encuentra disponible con seis combinaciones mecánicas, todas diésel con el bloque de 2.0 litros TDCI y 150, 190 y 240 CV de potencia, con cambio manual de seis velocidades y automático PowerShift en los dos primeros y la única opción de transmisión en la versión más potente, con posibilidad de tracción total también.

    El interior del Ford S-MAX ST-Line aumenta la deportividad con una tapicería de cuero y costuras rojas

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto