¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Ford RS, una estirpe deportiva desde 1963

    30

    El Ford Focus RS 2016, de la tercera generación, es el heredero de una saga de coches deportivos puestos a punto por el Ford Team RS. En la gama Focus es el tercer modelo, pero ¿qué hay de sus antepasados?.

    Ford, como fabricante, ha estado implicado en la competición desde que el propio Henry Ford lo hiciese. Bajo el paraguas de Ford Racing, la multinacional se ha especializado en algunas competiciones, principalmente NASCAR, World Rally Car, V8 Supercars, la Fórmula Ford, etc.

    Esto es lo que pasa cuando le dejas hacer a los ingenieros "lo que quieran"

    Al igual que las divisiones Ford Performance Vehicles (FPV, Australia) o Ford Special Vehicle Team (SVT, EEUU), Europa tiene la suya: Ford Team RS. Las siglas vienen de "rally sport", toda una declaración de intenciones. Teniendo ya Ford varias fábricas en el continente, se funda la división en 1963 en Boreham, Essex (Reino Unido).

    Los coches que han salido de esta división han sido muy especiales, bien por su baja tirada de producción o por pensarse para ganar carreras. Los más antiguos pueden estar muy cotizados, aunque los modelos en los que se basan no tenga apenas ningún valor.

    Ford Capri RS2600 (1970) - Fue el modelo base para competir en el Grupo 2 del ETCC

    Primeros modelos: Taunus, Escort y Capri

    A finales de los años 60 aparecen los primeros coches con las siglas RS, los Taunus 15M RS (1.7 V4), Taunus 17M RS (2.0 V6) y Taunus 20M RS (2.3 V6). Todos salieron en 1968, con tracción delantera y un chasis más deportivo. Se fabricaron en Alemania occidental (RFA) en tres estilos de carrocería.

    Entrados ya en la década de los 70, la gama arrancaba con los Escort, primero llegaron los Escort RS1700 y Escort Mexico, con motores 1.6 de 16 válvulas, una tecnología muy novedosa por entonces. La gama Escort creció con el Escort RS2000 (2.0 L4) en 1973, Escort RS1800 (1.8 L4) y Escort RS2000 (2.0 L4) en 1975, y el Escort RS Mexico (1.6 L4) en 1976.

    En un segmento superior teníamos al Capri, de propulsión trasera

    En 1970 apareció el Capri RS2600 (2.6 V6 150 CV) con inyección de gasolina en vez de carburación, seguido del Capri RS3100 (3.1 V6) tres años después, de nuevo con carburación y la misma potencia. Del RS3100 solo se fabricaron 250 unidades. La saga se despidió con el Capri Turbo (2.8 V6) en la siguiente generación, en 1981, con 190 CV.

    Ford RS200 (1984)

    Los años 80

    La gama Escort evolucionó a la generación siguiente, con una imagen más conocida por estos lares. En 1980 los ingenieros sacaron el Escort RS1700T (1.8 L4) con motor turboalimentado, aunque la versión de calle, Escort RS1600i (1.6 L4), salió con una imagen más descafeinada y motor atmosférico al año siguiente.

    Los turbocompresores llegaron para quedarse

    Los modelos RS se empiezan a radicalizar, apareciendo en 1984 el Escort RS Turbo (1.6 L4), que contaba con diferencial delantero viscoso para digerir mejor los embistes del motor en su único eje motriz. Con el restyling de la gama, llega el nuevo RS Turbo en 1986.

    Sería un pecado no mencionar al Ford RS200 de 1984, uno de tantos coches del Grupo B del mundial de rally que tenía que ser fabricado en una pequeña serie para poder homologarlo. Es un coche de carreras disfrazado de uno de calle, si veis uno circulando, dad las gracias al cielo.

    Ford Sierra RS500 Cosworth (1987)

    Por encima estaba el Sierra, siempre con motores turboalimentados. En 1985 conocimos al Sierra RS Cosworth (2.0 L4), que daba más de 200 CV y contaba con una aerodinámica muy agresiva y propulsión trasera. En 1987 aparece un modelo más radical, el Sierra RS500 Cosworth, con el motor más apretado aún.

    El Sierra, predecesor del Mondeo, era propulsión trasera o 4x4

    La carrocería sedán también contó con sus versiones RS Cosworth, en 1988 llega con propulsión trasera y en 1990 con tracción total. Este último es el Sierra más cotizado del mercado con dicha carrocería. Los motores eran 2.0 L4 Turbo en todos los casos, lo que cambia es la potencia (entre otras cosas).

    Años 90: Fiesta y Escort

    En el inicio de los 90 las nuevas generaciones de Fiesta y Escort también tuvieron sus versiones deportivas. En 1990 se puso a la venta el Fiesta RS Turbo (1.6 L4), que según los periodistas de la época era casi inconducible. La marca corrigió el error con el Fiesta RS1800 (1.8 L4) con inducción natural. Fue el último Fiesta con esas siglas y el último RS atmosférico.

    Ford Escort RS Cosworth (1992)

    En el segmento compacto tuvimos el Escort RS Cosworth 4x4 (2.0 L4 Turbo 227 CV) hizo aparición en 1992. En las fotos podréis comprobar que tiene también un alerón trasero muy agresivo, en contraste con el Escort RS2000 4x4 de 1994, que quedaba posicionado por debajo.

    La larga espera del Ford Focus RS

    Hubo un largo paréntesis de modelos hasta que salió el Focus RS de primera generación, cerca de su final de ciclo de vida, en 2002. Contaba con un motor 2.0 L4 turboalimentado, así como un diferencial autoblocante en el eje delantero para sus 215 CV.

    En las dos primeras generaciones, los Focus RS salieron muy tarde

    En la segunda generación se calzó el 2.5 L5 Turbo de Volvo en el vano del Focus de segunda generación, entregando 300 CV en el Focus RS y 350 CV en el Focus RS500 de edición limitada a 500 unidades. Había que pegarse con el volante para controlar una tracción delantera tan desbocada.

    Ford Focus RS500 (2010) - Sigue imbatido como el tracción delantera europeo más potente que se ha fabricado

    Así llegamos al último modelo, que solo sale con tracción total, lo óptimo para una potencia de 360 CV. De hecho, es el primer RS que va a ser comercializado en América, se mandarán en barco desde Alemania, y con cinco puertas. Los productos de Ford Europa se están volviendo habituales en el mercado natal de la marca por su elevada calidad.

    Los rivales directos del nuevo Focus RS cuentan también con tracción total, pero no hay que desmerecer a un trío de compactos de tracción delantera que bajan de 8 minutos en Nürburgring: Honda Civic Type-R, Renault Mégane RS275 Trophy y SEAT León Cupra 280 Performance. Habría que ver cuál es más rápido, en seco y en mojado...

    Ford RS, una estirpe deportiva desde 1963
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto