¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Fuerte accidente de Dani Sordo en los test de Finlandia

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho

    Dani Sordo ha tenido que ser hospitalizado en Finlandia tras sufrir un accidente a alta velocidad durante los test con el Hyundai i20 WRC. La suspensión de su World Rally Car se fracturó, impactando el coche contra una gran piedra.

    La apretada agenda de esta parte de la temporada ha llegado a Hyundai a afrontar los test preparatorios de los rallies de Polonia, Alemania y Finlandia con apenas un par de semanas de separación. Sin embargo, el tercer episodio de esta serie de test no ha terminado de manera positiva puesto que Dani Sordo ha sufrido un fuerte accidente con el Hyundai i20 WRC en Finlandia. Tras el percance y por precaución, el piloto cántabro ha sido trasladado al hospital más cercano al lugar de los test. Por orden de los medicos, Sordo ha tenido que hacer noche en el centro hospitalario.

    El accidente ha tenido lugar en una zona de alta velocidad, tal y como publicaba Sordo a través de su cuenta de Facebook. En este aspecto, el piloto cántabro ha explicado que el Hyundai i20 WRC ha tenido una rotura del brazo de la suspensión tras un pequeño salto cuando circulaba en quinta velocidad, lo que le ha hecho perder el control del World Rally Car. La mala fortuna ha querido que Dani Sordo impactase contra una gran piedra situada en el lado derecho del tramo que estaba utilizando Hyundai Motorsport. Por su parte, el copiloto Marc Martí ha salido del percance con algunas magulladuras.

    A pesar de la dureza del percance, la participación de Sordo en el Rally de Finlandia no peligra. Por su parte, el equipo no ha comunicado si podrá continuar el test con otro de sus pilotos o si por el contrario los daños del Hyundai i20 WRC son demasiado grandes. Sea como fuere, más tranquilo está siendo el test que también está llevando a cabo Volkswagen Motorsport de forma paralela. La firma alemana se ha llevado su Polo R WRC de 2017 a Isola para hacer un test de altura a 2.350 metros. Dieter Depping ha sido el encargado de ponerse al volante en una prueba para evaluar el rendimiento del motor a elevada altitud.