¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Inicio
  • Noticias
  • Uno de los pocos GM Futurliner a la venta tras ser restaurado

Uno de los pocos GM Futurliner a la venta tras ser restaurado

11

Uno de los pocos Futurliner creados por General Motors a finales de los años treinta y principios de los cuarenta aparece a la venta tras una extensa restauración.

Uno de estos ejemplares supervivientes es actualmente uno de los 10 coches americanos más caros de la historia.

Restaurado con fidelidad y mimo.

El GM Futurliner es uno de los primeros, además de los más icónicos y reconocibles concept cars de la historia. Creado por General Motors a finales de la década de los treinta, fue creado exclusivamente como show car. En la época que los Salones del Automóvil eran todavía un fenómeno incipiente, compañías como GM ya apostaban por mostrar las posibilidades de sus entonces recientes departamentos de diseño con prototipos que eran expuestos en shows itinerantes organizados por la propia compañía.

En el caso del Futurliner, este fue creado para la Feria Mundial de Nueva York, pero luego empleados para la gira “Parade of Progress”, un escaparate móvil y ambulante que mostraba las bondades de los avances y la nueva tecnología de la corporación norteamericana.

En total fueron creados 12 ejemplares, de los que se cree solo sobreviven 9 de ellos, aunque dos permanecen desaparecidos. Su importancia histórica es tal, que continúa siendo uno de los 10 automóviles americanos más caros de la historia. En 2015, el Futurliner número 11 fue vendido por 4.32 millones de dólares.

En su interior albergaba un escaparate desmontable, este ejemplar con un motor aeronáutico.

El caso del ejemplar de las imágenes, que porta el número de bastidor número 3, fue el protagonista de una extensiva restauración de 18 meses que tuvo lugar entre 2013 y 2014, que quedaba registrada en el show televisivo "Bitchin' Rides".

Originalmente, la unidad número 3 tuvo como destino la exposición “Power for the Air Age”, y en su bodega mostraba un motor de avión Allison J-35. Este mastodonte de 10 metros de largo por 2.40 metros de ancho y 3.35 metros de alto pesaba más de 12 toneladas y disponía de un motor de seis cilindros en línea y 5.0 litros.

Una de las curiosidades de este modelo es que a pesar de nacer bajo la marca GMC, portaba en su enorme frontal las siglas GM, una de las pocas ocasiones que un vehículo ha portado estas siglas. La primera vez que fue comercializado un modelo bajo estas siglas fue el GM EV1 eléctrico de los años noventa.

Solo quedan 9 de los 12 originales, aunque 2 siguen desaparecidos.

Los trabajos de restauración han sido completos y profundos, como se puede apreciar en las imágenes del taller Kindig-it Design y el resultado final se ha podido comprobar el tiempo que ha estado expuesto en Salt Lake City desde entonces. Actualmente, el Futurliner #3 está a la venta por American Classics and Hot Rods, en Newberg, Oregon.

Fuente: Hemmings

Noticias relacionadas

Uno de los pocos GM Futurliner a la venta tras ser restaurado
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto