¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los colores del humo del escape ¿qué significa cada uno?

    El color del humo que sale por el tubo de escape puede indicar ciertas averías.

    El sistema de escape nos puede ayudar a detectar averías de forma rápida. En función del color del humo podremos reconocer fácilmente algunos problemas habituales, anticiparnos y acudir al taller antes de que sea demasiado tarde y lleguemos a averías mayores.

    Tu vehículo puede tener ciertos problemas mecánicos, o sencillamente 'avisarte' de ellos, y la prevención y el mantenimiento son puntos críticos para evitar que la cosa avance y vaya a peor. Los gases de escape son una buena señal de problemas, de mayor o menor gravedad, porque a fin de cuentas forman parte del final del funcionamiento de la mecánica.

    Y en este caso lo que vamos a abordar son los colores que puede adoptar el humo que sale por el tubo de escape. Porque, en función del funcionamiento de la mecánica, podemos encontrarnos con un color del humo u otro. Y si sabemos qué significa cada uno de ellos, podremos actuar en consecuencia y actuar rápidamente la solución que le corresponda.

    Si sale humo negro, el motor está quemando demasiado combustible.

    Humo negro por el tubo de escape

    Si el color del humo que sale por nuestro tubo de escape es negro, lo notaremos fácil y rápidamente. Además, queda residuo en el paragolpes trasero de nuestro vehículo en casi todos los casos, así que incluso con el vehículo apagado, y en frío, es muy posible que podamos detectar el humo negro del tubo de escape.

    Este color del humo nos indica que existe un problema; generalmente es producto de que el motor está quemando demasiado combustible y, aunque el detonante de esto pueden ser varios factores, lo más probable es que se deba a problemas relacionados con el filtro del aire, o bien con los inyectores. Si se trata de los inyectores, podrían ser tan solo los sensores de inyección; pero puede deberse también al regulador de la presión del combustible.

    Al motor le llega una mezcla de gasolina o diésel con aire, como ya sabrás, y este humo de color negro que sale por el tubo de escape es producto de que la relación no se está haciendo de forma correcta. Bien por exceso de combustible en el circuito correspondiente, o bien por defecto de aire porque, como mencionábamos, exista algún problema con la admisión de aire y, en concreto, con el filtro.

    Si sale gris, quizá existan problemas con el turbocompresor de tu motor.

    Humo gris por el tubo de escape

    Si tu coche está echando humo de color gris, detectarlo será algo más difícil. Ahora bien, si ves claramente que el humo es gris, y que está saliendo en un tono que no es el habitual, es posible que tu vehículo tenga ciertos problemas con el turbocompresor, o bien que esté quemando aceite. Son dos de las posibilidades más habituales.

    Pero también puede ser que exista algún tipo de problema en el funcionamiento del sistema de ventilación positiva del cárter. Un atasco, o un mal funcionamiento del mismo, deriva en una presión anómala y, a consecuencia, se pueden producir fugas de aceite de mayor o menor gravedad. Es sencillo y barato, pero en este caso habría que sustituir las válvulas PCV.

    No deja de ser recomendable, si nos encontramos con que el humo del tubo de escape está saliendo de color gris, revisar el nivel de aceite con mayor frecuencia de lo habitual para detectar posibles problemas. El olor del humo debería ayudarnos a conocer si, efectivamente, se está quemando más aceite del que debería por alguna anomalía en el funcionamiento de la mecánica.

    Ese humo blanco de tu tubo de escape es culpa del líquido refrigerante.

    Humo blanco por el tubo de escape

    Otra posibilidad que puede darse, por problemas con la mecánica de nuestro coche, y que se detecta con el humo del tubo de escape y su colorblanco, es la quema de líquido refrigerante. Si está ocurriendo esto, el humo blanco debería ser bastante denso, y no desaparecerá aunque el coche lleve funcionando, e incluso circulando, durante un buen rato.

    Estos problemas pueden tener su origen en la junta de la culata. Si tenemos problemas aquí, está entrando líquido refrigerante al motor y se está quemando, por lo que perderemos rendimiento y podemos llegar a sufrir subidas de temperatura que causen mayores problemas en la mecánica.

    También podría deberse, sencillamente, a una fuga en el circuito de refrigeración por problemas en el propio circuito, o bien en el radiador de nuestro coche. Este es un problema menor que se detecta rápidamente en el taller y se soluciona con un coste reducido, pero si estamos viendo humo de color blanco, es urgente detectar el problema porque también se da en caso de una grieta en el bloque motor.

    El humo de color azul nos dice que se está quemando aceite.

    Humo azul por el tubo de escape

    Y sí, el humo del tubo de escape de tu coche tiene otro color posible y es el azul. Cuando sale de este color, a menudo, significa que el motor está quemando más aceite de lo normal. Y esto se puede deber a muchas cosas, pero con frecuencia es producto de que los sellos de la guía de las válvulas están gastados, o bien los anillos del propio pistón.

    El humo del coche sale de este color porque el aceite se está perdiendo, está pasando a la cámara de combustión y aquí, junto al combustible, se está quemando. Así que deberíamos revisar con frecuencia el nivel del aceite y, por supuesto, acudir a nuestro taller de confianza para que revisen el vehículo.

    Porque, además de lo que comentábamos anteriormente, este humo de color azul puede estar indicándonos también que existe algún tipo de problema con el soplado del turbo. Y si es así, entre las posibilidades está la reparación, aunque en muchas ocasiones hay que proceder a la reparación del turbocompresor.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto