¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La India no retrocede e insta a los fabricantes a reducir las emisiones de sus coches

    La India quiere reducir las emisiones de los coches que circulan por sus carreteras

    La India ha decidido no extender la ficha límite de 2022 para la entrada en vigor de normativas de emisiones más exigentes. Las autoridades indias están decididas a endurecer los estándares actuales con el objetivo de instar a los fabricantes de vehículos presentes en el país a producir automóviles más eficientes.

    Uno de los mercados emergentes que más está centrando la atención de los principales fabricantes de vehículos del mundo es, sin lugar a dudas la India. Y es que, tras China, ofrece unas oportunidades de crecimiento inmensas. Sin embargo, y desde hace tiempo, este país asiático viene lidiando para poner coto a la «barra libre» de coches que pueden ser vendidos en su territorio.

    Lo cierto es que la India está haciendo frente a diversos problemas. Por una parte tenemos un envejecido parque de vehículos y, por otra parte, está el evidente de contaminación en las superpobladas urbes. En ciudades como Nueva Delhi, Mumbai o Chennai deben lidiar con un tráfico que trae aparejado diferentes retos. Además, teniendo en cuenta el poder adquisitivo de la clase media y/o baja, la ligera idea de pensar en una rápida transición hacia la movilidad eléctrica se antoja prácticamente inalcanzable.

    Tráfico en Chennai
    Tráfico en Chennai, una de las ciudades más pobladas de la India

    La India quiere coches más eficientes y menos contaminantes

    A pesar de que el motor de combustión será el gran protagonista en el sector automovilístico indio por bastantes años, esto no quiere decir que las autoridades hagan lo posible por instar a los fabricantes a producir y comercializar vehículos más eficientes. La última decisión en este aspecto ha sido ni más ni menos que no extender la fecha límite de abril de 2022 para endurecer las normativas de emisiones.

    Los principales productores de automóviles que están presentes en el territorio indio venían abogando por un nuevo aplazamiento de la entrada de estos nuevos estándares. Sin embargo, las autoridades del país están decididas a llevar a cabo este particular proceso de transición hacia los automóviles más eficientes. Los denominados Requisitos Corporativos de Eficiencia de Combustible (CAFE por sus siglas en inglés) están diseñados para reducir las emisiones de los vehículos impulsando a los fabricantes a invertir en modelos más eficientes o en tecnologías más limpias como la electrificación, biocombustibles y/o el gas natural comprimido.

    El plazo para cumplir con las normativas CAFE no será extendido. Ahora bien, según la información a la que ha tenido acceso un medio especializado, el Gobierno indio se abre a debatir y/o realizar determinadas concesiones en algunos de los puntos fijados en estos nuevos estándares. Siempre y cuando se vea una intención real de los fabricantes para trabajar en esta línea.

    MG ZS EV en la India
    Morris Garage y Tata Motors se han aliado para impulsar el coche eléctrico en la India

    Objetivo, abril de 2022

    La Sociedad de Fabricantes de Automóviles de la India (SIAM), que representa los principales vendedores de coches, como es el caso de Hyundai y Maruti-Suzuki, es el principal organismo que aboga por retrasar la entrada en vigor de las nuevas normas. Uno de los argumentos que los fabricantes están poniendo sobre la mesa es ni más ni menos que los dramáticos efectos que está teniendo la pandemia del coronavirus sobre el sector automovilístico indio. Y es que las ventas de coches en la India se vieron muy afectadas en 2020 a causa de las restricciones impuestas para evitar la propagación del virus.

    En estos momentos, y si no hay ninguna variación, los fabricantes de vehículos en la India tienen hasta el día 31 de marzo de 2022 para que sus coches nuevos homologuen unas emisiones de CO2 de tan solo 130 g/km. En una segunda fase, aún más ambiciosa, para el día 1 de abril de 2022, se rebaja el límite hasta los 113 g/km. Por ahora, las autoridades indias no han establecido sanciones para las empresas que no cumplan con los requisitos más estrictos de las normativas CAFE.

    Fuente: Reuters