¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCarScott Dixon lidera los calurosos y accidentados libres de Texas; Palou 14º

    Dixon estrenó el Aeroscreen en Austin. No muy lejos, ya comanda.IndyCar Media

    El piloto neozelandés voló en los instantes finales, rozando las 216 mph pese al calor y el peso del Aeroscreen.

    Colton Herta abanderó la gran velocidad del equipo Andretti.

    Palou culminó como el mejor de los debutantes, por encima de las 212 mph.

    Más de ocho meses son mucho tiempo para prácticamente todo en la vida, pero lo es aún más cuando es el tiempo que transcurre entre el final de una temporada y el inicio de otra en el automovilismo. IndyCar ha roto hoy un largo letargo odiosamente prolongado por la pandemia del coronavirus con la disputa de la única sesión de entrenamientos libres que precederá a la sesión de clasificación de las 300 millas de Texas, todo ello en el mismo día.

    La sesión comenzó con 10 minutos dedicados a probar la efectividad de los limitadores de velocidad de los coches, seguidos de media hora abierta solo a los tres pilotos novatos (Álex Palou, Oliver Askew y Rinus VeeKay), más los dos debutantes en el óvalo de Texas (Jack Harvey y Pato O'Ward). Fue en este periodo donde VeeKay sufrió un accidente en su séptima vuelta cronometrada, tras poner por error una rueda bajo la línea blanca que separa el peralte del 'apron' que sirve como salida de boxes en la curva 1.

    El coche del piloto holandés sufrió daños en la caja de cambios y la suspensión, dejándole sin casi rodaje antes de la clasificación. Una vez la sesión quedó abierta para toda la parrilla durante 80 minutos, la mejor media de 206.8 que había registrado VeeKay cayó rápido. Felix Rosenqvist, que tuvo inmumerables problemas en los óvalos en 2019, fue el primer piloto en superar la media de 210 millas por hora, y tanto Colton Herta, en su primera sesión oficial como piloto de Andretti, como Zach Veach subieron el listón a 212 mph.

    El intenso calor, con temperaturas ambiente por encima de 33 grados, fue una complicación añadida que no solo ponía a prueba la comodidad de los pilotos con el Aeroscreen, sino también el estado de la pista, que cuenta con un compuesto adherente añadido hace meses por la NASCAR que reacciona de forma adversa al calor. Al final de esa zona, saliendo de la curva 4 a una hora del final, fue donde Ed Carpenter perdió el control de su coche. El estadounidense solo llegó a tocar ligeramente el muro con un neumático trasero, pero el suyo completaba el pleno de coches de Ed Carpenter Racing con problemas.

    La reanudación no fue muy provechosa, ya que en apenas un par de minutos Ryan Hunter-Reay causó la tercera interrupción tras tocar el muro en la salida de la curva 2, dañando la suspensión trasera y golpeando de nuevo el muro con el frontal en la recta trasera. A posteriori, Scott Dixon fue el primer piloto en superar el promedio de 213 millas por hora, notable por las condiciones de calor. Los pilotos consiguieron completar el resto de la sesión sin mayores interrupciones, y en ella, tanto Ganassi como Andretti presentaron sus credenciales de cara a la clasificación.

    En la recta final, Andretti Autosport apareció para sorprender a la competencia, empezando por sus actores secunarios: Marco Andretti registró un 214.2, y Veach lo mejoró por muy poco. Sus tiempos eran claramente superiores a los de Josef Newgarden y Simon Pagenaud, pese a que los pilotos de Penske también habían efectuado simulaciones de clasificación. Poco después, Herta lanzó su apuesta con un gran giro en 214.491 millas por hora, pero ese tiempo quedó en nada ante la sideral mejora de Dixon, con un promedio de 215.995 millas por hora que no recibió respuesta alguna.

    Detrás de Herta, la tercera posición fue a parar a O'Ward, quien en su primera sesión oficial en Texas mejoró justo al final para situarse tercero al volante de uno de los coches de McLaren SP, por delante de Veach y Andretti. Takuma Sato, muy sólido durante la sesión, registró el sexto mejor tiempo por delante del campeón Newgarden, Pagenaud y Graham Rahal, completando el top 10 un Rosenqvist cuyas tandas de vueltas consecutivas fueron las mejores de la parrilla. Más atrás, favoritos a priori como Will Power o Alexander Rossi pasaron mucho más desapercibidos.

    Por su parte, Álex Palou fue de menos a más durante la sesión, pasándose gran parte de la misma con un mejor tiempo de 207 mph que le acabó derivando a las últimas posiciones. El piloto español de Dale Coyne Racing fue de los que logró mejorar su crono en los minutos finales, con un promedio de 212.071 millas por hora que le dejó en 14ª posición, siendo por poco el mejor de los tres debutantes en óvalo, y con mucha mejor marca que su compañero Santino Ferrucci, 22º. Un inicio notable tras 82 vueltas de cara a la clasificación de esta noche (23:00).

    RESULTADOS DE LOS LIBRES DE LAS 300 MILLAS DE TEXAS

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto