Motor.es

IndyCarFoyt firma a Charlie Kimball como primer piloto para 2020

  • El veterano estadounidense se subirá al coche #4, sustituyendo a Matheus Leist tras dos años en Carlin.
  • Foyt se pone como objetivo aspirar al top 10 de la general en 2020.
  • Bourdais, Kanaan y Kellett apuntan a repartirse el #14 durante el año.

4 min. lectura

Publicado: 22/01/2020 22:00

Con la llegada de la nueva década, A.J. Foyt Racing busca de nuevo su identidad y desterrar el estigma de equipo modesto que le ha acompañado casi de forma ininterrumpida desde la retirada de su fundador hace décadas. Tras otro 2019 para el olvido con Tony Kanaan y Matheus Leist al volante, Foyt perdió al que fue fiel patrocinador del equipo desde el año 2003, ABC Supply, algo que comprometía la continuidad del equipo más allá de las 500 millas de Indianápolis.

Los planes para salir del hoyo se han iniciado con el estadounidense Charlie Kimball, que ha sido anunciado este miércoles como su primer piloto para toda la temporada 2020, al volante del #4 que ocupaba Leist. El ya veterano piloto, que cumplirá 35 años el próximo mes y cuenta con 141 carreras de experiencia desde su debut en 2011, vuelve de este modo a un programa completo tras disputar solo sete carreras en 2019 con el equipo Carlin, para el que competía desde el año anterior.

«Ahora sé cuanto impacto puede tener una pequeña diferencia de resultados a la hora de crear inercia positiva», ha asegurado Kimball. «La oportunidad de estar en el coche cada semana y ser capaz de entrar en el ritmo de la temporada será enorme para mi». Por su parte, el jefe del equipo Larry Foyt ha asegurado que el objetivo del equipo con Kimball es «pelear por el top 10 en el campeonato y, en las carreras de circuito, meternos consistentemente en la segunda ronda de la clasificación».

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

Kimball debutó en IndyCar como piloto del poderoso equipo Ganassi, tras una irregular carrera junior en la que fue subcampeón de la Fórmula 3 británica en 2005 y cuarto en Indy Lights en 2010. Sus resultados a lo largo de siete años nunca fueron muy espectaculares, y se ganó las críticas de varios pilotos por su agresividad defendiendo, aunque dos temporadas consistentes en 2013 (victoria en Mid-Ohio) y 2016 le permitieron acabar noveno en la general, siendo especialmente sólido en la Indy 500 (3º en 2015, 5º en 2016) que tanto persigue Foyt desde su único triunfo como dueño con Kenny Bräck en 1999. Su carrera había languidecido en Carlin, pero en Foyt intentará conseguir el séptimo podio que se le resiste desde Sonoma 2015.

La incertidumbre de momento rodea a los planes del coche #14, que se anunciarán en las próximas semanas. El veterano Tony Kanaan sigue buscando la financiación necesaria para poder disputar un programa parcial en las cinco carreras de óvalo que incluya la Indy 500, como parte de un planeado "tour de despedida" a sus 45 años. Para las primeras carreras del año en circuito, se espera que Foyt cuente con el denostado Sébastien Bourdais, que correrá en el IMSA en 2020 tras perder su asiento en Coyne, y el resto del calendario apunta al canadiense Dalton Kellett, quien ha disputado varias temporadas de Indy Lights con pobres resultados.

Fotos: IndyCar Media

Pixel