¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCarAndretti busca sponsor para Alonso, y no descarta más carreras

    Sin financiación de McLaren en esta ocasión, Michael Andretti está en busca de un socio comercial para poder contar con el piloto español.

    El coste de alinear un coche extra competitivo en la Indy 500 ronda el millón de dólares.

    Andretti abre la puerta a más apariciones de Alonso, pero "no antes de Indianápolis".

    El conjunto de piezas que permitirá a Fernando Alonso competir por tercera vez en Indianápolis sigue buscando encajar de forma positiva para todos los implicados, a cuatro meses del inicio de las 500 millas. Competir con McLaren a través de su nueva estructura americana, Arrow McLaren SP, parece ya descartado por varias razones de peso, y con las puertas de casi todos los equipos competitivos cerradas, las opciones del piloto asturiano para 2020 pasan por Andretti Autosport, el que fuera su primer compañero de viaje hace tres años.

    En esta ocasión, los detalles específicos para poder llegar a un acuerdo y pilotar uno de sus coches presentan nuevos desafíos en comparación con las anteriores participaciones de Alonso en 2017 y 2019. La que ha pasado más desapercibida hasta la fecha es la necesidad de encontrar un socio comercial, ya que el español no contaría con la financiación que aportaba McLaren al competir contra ellos en esta ocasión. Esto es aún más importante en Andretti, que cuenta con cinco coches a tiempo completo tras absorber Harding Racing, sumando a Colton Herta a los ya habituales Alexander Rossi, Ryan Hunter-Reay, Marco Andretti y Zach Veach, que sí cuentan con patrocinios asentados.

    Este parece ser aún un tema a resolver, algo que Michael Andretti se ha encargado de remarcar. En declaraciones a RACER, el ex piloto y jefe de equipo ha reiterado que las conversaciones van por buen camino, pero que el aspecto comercial es aún una preocupación. «Solo tengo que averiguar como conseguir financiarlo. Creo que podemos encontrar un patrocinador, pero ¿me arriesgo a firmarle y a esperar que podamos pagarlo después?», planteaba Andretti, que sigue muy proclive a contar con Alonso. «Aún no está hecho, pero pinta muy bien. Queremos que ocurra (...), disfruto mucho trabajando con él».

    El automovilismo americano, que no cuenta con una asistencia imperante por parte de las marcas como sí ocurre en otros lares, está basado en un modelo de patrocinio, por el cual los equipos o pilotos han de encontrar socios comerciales para afrontar el pago de la competición. Salvo casos muy específicos por abundancia (o falta) de recursos, la IndyCar, y la Indy 500 en particular, no es una excepción. La cantidad necesaria para alinear un coche adicional en esta prueba en un equipo competitivo, contando con personal extra, los alquileres de motores y el rodaje de toda la semana de entrenamientos, más la carrera en sí, ronda el millón de dólares.

    Una cifra que no debería ser problema para Fernando Alonso, con una fortuna personal estimada en más de 200 millones de euros, y cuyas aventuras empresariales han figurado prominentemente en sus dos intentos, aunque nada de eso parece entrar en la ecuación por ahora. RACER, a su vez, mantiene que la matriz japonesa de Honda es consciente de las negociaciones, y que, pese a la participación actual de Alonso con Toyota en el Dakar y el pasado turbio entre piloto y marca, aún no ha puesto ninguna traba a que salgan adelante, algo que sí ocurrió cuando McLaren trató de negociar un acuerdo con Andretti de cara a 2019.

    Por si esto fuera poco, el propio Andretti ha dejado caer por primera vez que las conversaciones han incluído la posibilidad de que Alonso participe en pruebas adicionales de IndyCar en 2020, aunque esas conversaciones no involucran a Honda por el momento. «Hemos hablado de ello, y es posible, pero no antes de Indianápolis. No quiero hacer nada que perjudique nuestros otros programas, pero sería genial para la categoría», desveló Andretti. Una decisión, a priori, lógica, ya que ninguna de las carreras previas a Indianápolis se disputará en óvalo.

    Fotos: IndyCar Media

    Fuente: RACER