¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCarJimmie Johnson se pasa a IndyCar: correrá con Ganassi en circuitos ruteros

    Jimmie Johnson tenía a Rick Mears como ídolo de infancia. Por fin podrá empezar a emularlo.IndyCar Media

    El heptacampeón de NASCAR anuncia el histórico acuerdo por el que «explorará oficialmente la posibilidad» de competir con Ganassi en los monoplazas americanos.

    Primer gran piloto de NASCAR en dar el salto en la dirección contraria en casi medio siglo.

    Obtener el patrocinio es la única formalidad pendiente para asentar el acuerdo.

    Aunque no se trata todavía de un anuncio 100% completo, ya que aún quedan por cerrarse los importantes flecos económicos, Jimmie Johnson no ha querido esperar más. A una semana de su 45 cumpleaños, el siete veces campeón de la NASCAR Cup Series, que se retirará de la categoría al final de esta temporada, se ha hecho un regalo adelantado al confirmar que ha alcanzado un acuerdo con Chip Ganassi Racing para «explorar oficialmente la posibilidad de competir» durante las dos próximas temporadas en la IndyCar Series por vez primera en su trayectoria.

    Este acuerdo, de proporciones históricas, sitúa a Johnson como el primer gran piloto de NASCAR en casi 5 décadas en disputar un programa de IndyCar a tiempo parcial o completo, desde Bobby Allison en 1975. En su caso, será parcial, ya que la intención es disputar todas las carreras de circuito rutero (tanto trazados permanentes como urbanos), las cuales suelen ser unas 12 por temporada en un calendario normal de IndyCar. Su debut, por tanto, se produciría en marzo de 2021 en el Gran Premio de St. Petersburg, la prueba que suele dar comienzo a un calendario que aún no ha sido confirmado debido a la incertidumbre de la pandemia mundial.

    Pese a que Johnson ha disputado el 95% de sus 677 carreras de NASCAR en los óvalos, y de que nunca ha estado considerado entre los mejores de la categoría en los pocos ruteros que la componen, el veterano piloto americano de Hendrick Motorsports se mantiene al margen por ahora de las citas en óvalos, incluidas las 500 millas de Indianápolis. La introducción del 'Aeroscreen' le hizo replantearse su negativa absoluta a competir en la Indy 500 en base a una promesa familiar, pero los planes se centrarán ahora en conseguir el patrocinio necesario para no perderse ningún giro a derechas en 2021 y 2022.

    Y es que, sorprendentemente, el anuncio se ha hecho antes de tener las garantías financieras para competir, ya que aún no se ha cerrado ningún patrocinio que cubra el coste de 4-5 millones de dólares de un programa de circuitos en el competitivo coche de Ganassi. Johnson busca que el anuncio acelere el proceso, a la vista de un 2021 muy incierto para los patrocinios a nivel deportivo: «Como parte de la progresión natural, quería mostrar públicamente la alianza para activar el programa de patrocinio al máximo», asegura Johnson. «El objetivo es correr en todos los circuitos ruteros, y el de hoy es un primer paso muy importante para cumplir ese objetivo».

    Johnson ya conoce como funciona Ganassi. Tras cancelarse su test con McLaren SP en abril debido al estallido de la pandemia, y tras un primer intento abortado a última hora por dar positivo en COVID-19, el estadounidense tuvo su primera prueba al volante de un IndyCar con el equipo el pasado 28 de julio en la versión GP de Indianápolis, de la cual salió extremadamente satisfecho: «Probar el coche no hizo más que avivar el fuego. Me di cuenta de que quería hacerlo más que nunca. Fue increíble trabajar con alguien como Scott (Dixon), y tardé poco en ver por qué Ganassi ha ganado 12 títulos».

    Ganassi alinea tres coches a tiempo completo en el campeonato, abanderado por el pentacampeón Scott Dixon, líder indiscutible de la general en busca de un sexto entorchado que podría encarrilar este fin de semana en la prueba doble de su circuito fetiche, Mid-Ohio. Le acompañan los suecos Felix Rosenqvist, que ha logrado su primera victoria en Road America, y Marcus Ericsson, quién ha permitido la incorporación de un tercer coche este año firmando sólidas actuaciones como piloto soporte. El sólido rendimiento de su trío de pilotos hace indicar que Johnson participará con un cuarto coche, aunque no se ha confirmado nada al respecto.