¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCarPospuesto el evento doble de Mid-Ohio a una semana de disputarse

    Habrá que esperar uno o dos meses más para ver a los IndyCar en Mid-OhioIndyCar Media

    La carrera doble del 8 y el 9 de agosto ha quedado pospuesto, con una fecha otoñal como objetivo.

    Podría servir como sustituto del Gran Premio de St. Petersburg en octubre si este se cancela.

    La Indy 500, nuevo próximo evento, en el punto de mira.

    La pretensión de IndyCar de terminar la temporada con 14 carreras recibe un nuevo contratiempo al anunciarse este sábado el aplazamiento del evento doble en Mid-Ohio, a solo una semana de su disputa. Hace solo cinco días, la prueba pasó a comprender dos carreras como parte de la compensación por las carreras canceladas en Portland y Laguna Seca, con una carrera para el sábado 8 de agosto y otra el domingo 9, reducidas de longitud (75 vueltas cada una, en lugar de 90), pero ninguna de ellas tendrá lugar en estas fechas.

    La prueba había sido programada en el calendario original para el 16 de agosto como la 36ª edición de las 200 millas de Mid-Ohio, pero fue adelantada una semana para dejar hueco a las dos semanas de competición de las reubicadas 500 millas de Indianápolis, cuya disputa está prevista para el 23 de agosto. Aunque el comunicado oficial no ha ofrecido una gran claridad sobre las circunstancias específicas, las medidas de contención del gobernador Mike DeWine ante el continuado incremento de contagios por la pandemia del coronavirus en Estados Unidos parecen ser la causa fundamental.

    «Esta decisión se ha tomado tras establecer conversaciones con responsables sanitarios locales, dada la actual situación», reza el breve comunicado oficial respecto a una decisión totalmente inesperada para todos los integrantes del campeonato. «Nuestros equipos continúan trabajando con todos nuestros socios y la gobernancia local para establecer otra fecha este año en la que podamos albergar las 200 millas de Mid-Ohio»

    El mismo comunicado asegura que el objetivo es disputar la prueba en «una fecha por determinar en septiembre u octubre», siendo dos los escenarios a contemplar para ello. Su disputa en septiembre sería bastante factible, ya que la última modificación del calendario, con las cancelaciones de Portland y Laguna Seca, dejaron este mes totalmente desprovisto de carreras, con un margen de cinco semanas entre la Gateway 300's y el Harvest Grand Prix en el circuito rutero de Indianápolis. El segundo escenario se contempla en base a una posible cancelación del Gran Premio de St. Petersburg, previsto como final del campeonato para el 25 de octubre tras su cancelación in-extremis a mediados de marzo.

    El aumento de las medidas de contención en el estado de Florida, que sufre un número de casos de coronavirus notablemente elevado, podría desaconsejar la celebración del evento en las calles de St. Pete, lo que permitiría desplazar la final a Mid-Ohio, y al mismo tiempo, dar más tiempo a las autoridades locales para trabajar en la nueva fecha. En el caso de que el evento no se llegase a recuperar, el calendario quedaría únicamente con 12 pruebas, frente a las 17 originalmente programadas y las 14 que se ha perseguido desde que surgió la pandemia.

    Una posible opción de emergencia para cumplir los contratos podría pasar por el New Jersey Motorsports Park, un circuito permanente que pasó a formar parte recientemente del calendario de las fórmulas de promoción de la IndyCar para el fin de semana del 11 de octubre, una semana después del Harvest GP. Este nuevo e inesperado movimiento sitúa en el disparadero a la que ya es la próxima fecha en el calendario, las 500 millas de Indianápolis, a once días del inicio de los entrenamientos oficiales.

    Recientemente, la Universidad de Salud de Indiana (IU Health) ha criticado severamente los planes del óvalo de acoger la carrera con público, pese al concienzudo plan de 88 páginas que limita la asistencia al 25% con muchos aspectos vigilados, recomendando «una alternativa sin espectadores». Esta petición no ha satisfecho a los responsables del óvalo, que la califican de "inacertada y prematura", pero ha instigado críticas por no atender ante estas peticiones de profesionales médicos, alegando los planes aprobados por otros profesionales médicos. Una situación realmente compleja, y con pocas salidas satisfactorias.

    Fotos: IndyCar Media

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto