¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCarLa lluvia anula el debut de Álex Palou en el primer test de Austin

    La lluvia anula el debut de Álex Palou en el primer test de Austin.

    Lluvias persistentes y temperaturas por debajo de 10 grados arruinaron el rodaje toda la jornada.

    Palou puso por primera vez en pista su coche, decoración incluída.

    Jimmie Johnson, en los pits entre rumores de su participación en carreras de circuito en 2021.

    El tiempo en Texas tiene particularidades que se suelen escapar a la lógica europea, donde se suele pensar en este estado sureño como un sitio árido y caluroso durante todo el año. Lo que es Nevada o Nuevo México, vamos. Pero el tiempo en Texas lanza bolas torcidas de tanto en tanto, como han podido experimentar en varias ocasiones las distintas categorías que visitan desde 2012 el Circuito de las Américas, y la IndyCar no ha sido una excepción durante el que debería haber sido el primero de los dos días de test generales de pretemporada, y la primera prueba de fuego del Aeroscreen en toda la parrilla.

    Con una temperatura ambiente y de pista inferior a 10 grados centígrados desde primera hora de la mañana en Austin, la lluvia hacía acto de presencia de forma intermitente, a veces de forma ligera y otras de forma más severa. Tanto la sesión de la mañana como la de la tarde comenzaron de forma neutralizada, con varios coches completando vueltas de instalación a muy baja velocidad bajo bandera amarilla, antes de la aparición de banderas rojas de las que nunca se salió. Finalmente, la mala previsión meteorológica hizo que se diese por terminada la jornada tres horas antes de lo previsto.

    La gran mayoría de los pilotos hicieron dicha vuelta de instalación, y 13 de ellos llegaron a pasar por meta para iniciar una vuelta cronometrada, entre ellos un Álex Palou que puso en pista la decoración del coche #55 de Dale Coyne Racing, con los colores habituales del Team Goh: barras rosas sobre una base negra, sin patrocinadores a la vista. Los testimoniales mejores tiempos del día correspondieron por la mañana al campeón Josef Newgarden (2:42.600) y al debutante holandés Rinus VeeKay por la tarde (2:41.816).

    Dado el poco rodaje, el esperado feedback de opiniones sobre el Aeroscreen ha sido muy limitado, aunque ninguno de los pilotos ha reportado quejas fundamentales al respecto. Las frías temperaturas obligaron a varios equipos a tapar varios de los conductos de ventilación habilitados, previa aprobación de la categoría, y en algunos casos se reportó la entrada de agua desde la parte superior del Aeroscreen hacia el cockpit. La visibilidad no ha sido motivo de preocupación, con Will Power y Patricio O'Ward manifestando su sorpresa por la absoluta ausencia de distorsión, que sí se experimentaba en modelos anteriores, y un hecho que se podía observar en las cámaras onboard.

    Tras reunirse con los jefes de equipo, la categoría ha asignado dos horas y media más de pruebas para mañana, adelantando una hora el inicio de la sesión matutina (de 15:00 a 18:00 en España) y retrasando una hora y media el final (de 19:00 a 00:30), con una previsión meteorológica mucho más favorable. Así, se descarta (por el momento) la posibilidad de recuperar este día perdido el jueves, algo que no solo presentaba inconvenientes a nivel de costes, si no también por las pruebas individuales previstas para el viernes en el óvalo de Texas, en las que participarán Palou, VeeKay y Oliver Askew para pasar su test de novatos, así como Ed Carpenter y un piloto del equipo Penske.

    Jimmie Johnson, la sensación del paddock

    Sin actividad en pista, la gran sensación del día fue la presencia de Jimmie Johnson, siete veces campeón de NASCAR, como invitado de McLaren SP. El veterano piloto estadounidense de 44 años pondrá punto y final a su carrera de stock cars al término de 2020, y ha manifestado en varias ocasiones su interés por disputar algunas carreras de IndyCar en circuito a partir de 2021. La semana pasada lo repitió durante las clasificaciones de las 500 millas de Daytona, y hoy mismo lo mantuvo al ser preguntado por la prensa.

    Johnson, quien también quiere competir en Le Mans, volver a las carreras off road de las que salió y probar en otros terrenos, ya participó hace dos años en un publicitado cambio de coches con Fernando Alonso que le permitió ponerse por primera vez al volante de un monoplaza, en ese caso un Fórmula 1. Su presencia en Texas, con la gran carrera de Daytona a solo cinco días vista, ha despertado multitud de especulaciones al respecto de una futura implicación. Eso sí, pese a la introducción del aeroscreen, disputar pruebas en su especialidad ovalada, y por ende en la Indy 500, sigue estando descartado por ahora.

    Fotos: IndyCar Media

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto