¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Gounon: "La intensidad de las carreras GT3 es increíble"

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Jules Gounon ha vivido su primer año completo como 'Bentley Boy', disputando las mejores pruebas y campeonatos GT3.

    El piloto francés de 24 años ha sido parte importante del proyecto de Bentley en la Endurance Cup y en el Intercontinental GT Challenge.

    Jules Gounon no olvidará 2018. El joven piloto francés ha vivido su primera temporada como 'Bentley Boy', lo que le ha permitido disputar la Endurance Cup de la Blancpain GT Series y el Intercontinental GT Challenge, siempre a los mandos del Bentley #7, con Steven Kane y Jordan Pepper como compañeros. En este aspecto y pese a su experiencia previa en GT3, Gounon ha tenido la oportunidad de ver el automovilismo desde otro punto de vista, como un piloto oficial de una marca que todavía está en pleno desarrollo del nuevo Bentley Continental GT3, coche que aún tiene que dejar su sello.

    Así lo reconoce el propio Jules Gounon cuando hace balance de su primer año en Bentley: "He aprendido y progresado mucho. Con el nuevo Bentley Continental GT3 hemos comenzado desde cero, por lo que 2018 ha sido una temporada de desarrollo. Después de dos años he descubierto otra visión del automovilismo, otra forma diferente de trabajar. Es importante tener en cuenta que al final el objetivo es que los clientes estén felices de contar con un Bentley. A título personal, lo más destacado para mí fue competir en las 12 Horas de Bathurst, no puedo esperar para estar allí de nuevo. También tengo ganas de pilotar en Kyalami".

    En este aspecto, Jules Gounon reconoce que los eventos de GT3 son un escenario increíble para evolucionar como piloto: "Stéphane Ratel está haciendo las cosas bien para competir en los mejores circuitos. Y eso se nota, al final hay más del doble de fabricantes GT3 que en GTE. La intensidad de las carreras GT3 es increíble, no hay tiempo para descansar. Los 1.000 km. de Paul Ricard se resolvieron en los últimos minutos y las 24 Horas de Spa, igual. Es difícil describir todo lo que se siente. Lo que si es verdad es que en GT3 alguien como yo que viene de la nada puede ganarse la vida".

    Fuente: Endurance-Info / Fotos: Blancpain GT Series