¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Italia anima a Lamborghini a fabricar el Urus localmente

    Lamborghini aún no ha dado luz verde para la producción del Urus pero el Gobierno Italiano se ha puesto en contacto con ellos para disuadir cualquier idea de fabricarlo fuera. Italia quiere que esos puestos de trabajo sean ocupados por personas de su país a cambio de beneficios fiscales.

    La idea del Lamborghini Urus lleva rondando bastante tiempo. El proceso está resultando muy lento pero parece que sigue en adelante ya que hasta ahora no se ha desechado la idea al completo. Los nuevas informaciones ahora apuntan hacia una conversación entre el Gobierno italiano y Audi sobre donde se fabricará el SUV. Cuando el río suena...

    Oficialmente el Urus no tiene luz verde pero todo indica que falta poco para ello. Una de las últimas decisiones a tomar cuando se va a producir un nuevo modelo es el donde y de esto ya se ha estado hablando. Según la fuente, el Primer Ministro Italiano, Matteo Renzi, ha ofrecido hasta 100 millones de euros en beneficios fiscales a cambio de fabricar el SUV en Italia y así generar al menos 300 nuevos puestos de trabajo.

    Audi se muestra optimista con este asunto y estima que en Junio el Urus por fin consiga la aprobación por parte del Grupo VAG. Si consigue la aprobación y acepta el pacto con el Gobierno Italiano tendrá que ampliar la fábrica de Sant'Agata Bolognese para dar hacer hueco al tercer modelo de la gama.

    Durante el año pasado las ventas de Lamborghini aumentaron un 19% hasta alcanzar un máximo histórico de 2.530 vehículos vendidos y dicen que pueden vender unos 3.000 Urus al año teniendo en mente a China y Estados Unidos como principales mercados. Esto significaría afrontar más del doble de la producción actual.

    Reducción de costes: ¿100% Italiano?

    Lamborghini quiere que su Urus sea el SUV más deportivo y radical que exista. Entrará en un sector muy exclusivo en el que se enfrentará a otros titanes como el Maserati Levante y el Bentley Bentayga, pero lo hará con la ayuda de los alemanes.

    El Lamborghini Urus tomará chasis y otros componentes del Porsche Cayenne que serán fabricados en la planta de Bratislava, Eslovaquia, para reducir costes pero luego sería completado con material italiano en Sant'Agata Bolognese. Suponemos que hará algo similar a Porsche, que usa la base del Audi Q5 modificada al gusto para fabricar el Macan, pero a una escala mayor.

    Fuente: Automotive News Europe