¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Lappi cree que el COVID-19 ha destrozado la temporada de M-Sport en el WRC

    Esapekka Lappi hace balance de la difícil temporada que ha vivido M-Sport por el coronavirus.

    El Ford Fiesta WRC ha estado lejos de sus rivales de forma sistemática, en todo tipo de superficie.

    Esapekka Lappi considera que el bajo rendimiento es debido a la ausencia de test previos de M-Sport por culpa de la pandemia.

    Esapekka Lappi está con los dos pies fuera del WRC, posición que le permite hacer balance de su último año en M-Sport con otra perspectiva. De hecho, el piloto finlandés ha asegurado que el Ford Fiesta WRC no está tan lejos de sus rivales como se ha mostrado durante todo el año, alegando que la pandemia de COVID-19 ha arruinado la temporada de M-Sport. No obstante, el preparador británico ha tenido que implantar una severa política de ahorro de costes que le ha llevado a anular los test previos a cada evento, circunstancia que según Lappi ha sido clave en la falta de competitividad del equipo, con un podio en todo 2020.

    Para Lappi, la pandemia de COVID-19 que obligó a paralizar el WRC entre marzo y septiembre, así como las consecuencias derivada de la misma, ha alejado a M-Sport de su rendimiento real al ser el equipo que más se ha visto afectado por la crisis: «Ha sido una temporada extraña para todos. Todo ha sucedido muy rápido. Digamos que el comienzo de año fue bueno, hubo test previos a cada evento. Se puede decir que hubo algunas cosas positivas. Sin embargo, la pandemia simplemente arruinó el trabajo del equipo. Han sido tiempos difíciles para M-Sport en comparación con los otros fabricantes del WRC».

    Profundizando en esta idea, Esapekka Lappi ha añadido: «La velocidad al comienzo de año era bastante decente, pero el parón por el COVID-19 permitió dar un gran paso adelante al resto, sobre todo a Hyundai. Fue una sorpresa lo lejos que estábamos de los mejores en la vuelta de la competición. Esperaba que pudiéramos hacer pruebas previas a cada rally, porque eso nos iba a ayudar. También esperaba que pudiéramos al menos desarrollar la suspensión, pero no fue así. Entiendo que es muy difícil y que el dinero no crece de los árboles ni del suelo. Eso lo que es, pero no dejó de ser complicado».

    Fuente: DirtFish / Fotos: Red Bull Content Pool