Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

ClassicAuto 2017: las mejores piezas que podrás encontrar en el evento madrileño

14

Este viernes arrancaba ClassicAuto, la cita madrileña por excelencia dentro del calendario de eventos de vehículos históricos en el centro peninsular.

Junto a docenas de grandes clásicos y deportivos, podemos encontrar algunas piezas que son realmente raras y exquisitas, y que pueden pasar desapercibidas para más de uno.

Uno de los más espectaculares del evento, el Dino 196 S.

Como cada año, se dan cita en el pabellón de cristal de la Casa de Campo de Madrid docenas de joyas sobre ruedas. ClassicAuto es uno de esos eventos de fin de semana, pensados no solo para el acérrimo aficionado de los hierros viejos, sino para todo aquel que desee acercarse al mundo de los clásicos o simplemente vivir un tarde diferente.

En esta edición 2017, que tendrá lugar del 24 al 26 de febrero, el guión será similar al de pasadas ediciones. Muchos metros cuadrados dedicados a zonas de exhibición, donde encontramos numerosos clásicos y deportivos de muy distintas épocas y tipologías, pero que comparten una característica común, todos ellos se encuentran en un estado de conservación magnífico. Independientemente de su edad.

Aunque tras nuestro paso por las instalaciones de la Casa de Campo madrileña nos encantaría hablar de las docenas de maravillas y modelos exclusivos que podéis encontrar en ClassicAuto, os señalaremos solo aquellos que se merecen una especial atención, sobre todo por su rareza, aunque a priori pudieran pasar más desapercibidos entre tanto deportivo exclusivo.

Ferrari Dino 196 S

Espectacular Dino 196 S.

Este ejemplar es un viejo conocido de esta redacción, pues recientemente nos lo encontrábamos en el Autobello 2016. Su espectacular figura, similar al 250 TR, encerraba el primer V6 de la marca y por tanto fue el primer paso de una victoriosa serie de modelos y el germen de las familias de modelos V6 y V8 de Maranello.

Del Dino 196 S se fabricaron en principio solo dos ejemplares de competición, que nacieron con un motor de 1.5 litros. Al año siguiente, Pininfarina modificaba ligeramente el diseño de estos dos ejemplares, al estilo de su coetáneo 250 TR. Estos ejemplares corrieron bajo los colores oficiales de la Scuderia y obtuvieron numerosas victorias de Clase.

Poco después, Ferrari fabricaba otros 3 ejemplares de producción, idénticos a las últimas especificaciones de los modelos de competición. Estos 3 ejemplares son conocidos como las versiones de producción, bastidores #0776, #0778 y #0784, y en principio contaban todas con el motor de 2.0 litros y el volante a la derecha, al contrario que los ejemplares de competición. Esperamos recibir más datos al respecto de la unidad expuesta para poder ampliaros la información.

Mercedes 600 Pullman

Solo fueron fabricados menos de 500 Pullman, y solo 124 de seis puertas como este.

Uno de los primeros que podemos encontrarnos en la planta superior, que es donde se encuentran la gran mayoría de clásicos, es el inmenso Mercedes-Benz S600 Pullman. Llamado por muchos como el vehículo preferido de los dictadores, lo cierto es que la gran mayoría de sus propietarios fueron de la realeza y estrellas de la música.

Varios integrantes de The Beatles tuvieron uno y Jay Kay, productor de música británico y solista de Jamiroquai tiene uno en su extensa colección. Fueron fabricados entre 1963 y 1981, y suponían el compendio de toda la tecnología que pudo imprimir Daimler al modelo, que no fue poca, incluso los asientos traseros eran reclinables gracias a un circuito hidráulico.

El ejemplar que podemos encontrarnos en ClassicAuto dispone de la peculiaridad de ser de color claro, no el habitual color negro en el que era ensamblado este modelo. Y es de los pocos ejemplares, solo 124, que cuenta con la configuración de seis puertas. En suma, sus más de 6 metros de longitud son todo un espectáculo visual y dispone de mucho más valor histórico que cualquier limusina al uso.

Citroën SM Espace

No es para nada habitual tropezarse con un SM de tipo targa.

El Citroën SM es universalmente admirado. Incluso en aquellos mercados en los que la marca francesa no ha tenido presencia relevante, como los Estados Unidos, el SM siempre ha disfrutado de un elevado estatus como vehículo de colección.

De las innovadoras soluciones técnicas y el espectacular motor V6 de origen Maserati que oculta bajo el capó podríamos hablar largo y tendido, sin embargo, el ejemplar que encontrábamos en ClassicAuto no era un SM convencional, sino que parece ser uno de los pocos SM Espace fabricados especialmente por el carrocero galo Heuliez con techo desmontable de tipo T-Top.

Estos recibieron el nombre de SM Espace, y se cree que son los únicos existentes de este tipo. Numerosas versiones cabriolet aftermarket aparecieron durante la vida del modelo, incluida una versión de 4 puertas, pero con este tipo de elemento desmontable solo se conocen 2 ejemplares oficiales, aunque en la red se pueden encontrar imágenes de varios con distintas configuraciones. Desconocemos cuál podría ser el número exacto de unidades transformadas realmente, pero una de ellas la podéis encontrar en la planta alta de ClassicAuto este fin de semana, en Madrid.

Ferrari 308 GTB vetroresina

Ferrari 308 GTB vetroresina de 1976, lo parece pero no es un 308 más.

La marca italiana tenía una representación bastante nutrida. Pudiendo disfrutar desde los modelos más actuales, como los 456 GT, 550 Maranello o 575M, a algunas piezas con más años, como era el caso del Testarossa monospechio, un ejemplar de la primera serie del modelo denominados así por disponer de un solo espejo retrovisor exterior, instalado a media altura del pilar A. Las quejas de los clientes llevaron a la fábrica a modificar esta característica, pasando a la configuración de doble espejo montado en la base del pilar.

Sin embargo, este no era el Ferrari que más llamaba nuestra atención. Además del espectacular Dino 196 S, en un extremo de la planta alta pasaba desapercibido junto a varios superdeportivos un Ferrari 308 GTB de 1976, uno de los primeros fabricados y que reciben el apodo vetroresina, por disponer de una carrocería realizada en fibra de vidrio. De nuevo, fueron las quejas de los clientes las que provocaron que Ferrari las sustituyera por acero, consiguiendo además que el modelo pesara más.

Estas unidades cuentan además con la variante mecánica más deseable, el V8 de 3.0 litros alimentado por carburadores Weber. Estos fueron los más potentes de la saga, ya que con la llegada de la obligatoria inyección la potencia descendió de los 255 CV originales a solo 214 CV de las versiones GTBi. Estos ejemplares iniciales, solo en carrocería coupé, son los más buscados por los coleccionistas y su cotización supera con mucho la de las versiones de acero.

Isotta Fraschini Tipo 8A

Motor de 8 cilindros en línea y 7.3 litros.

De los múltiples modelos de la primera mitad del siglo XX presentes, el Isotta Fraschini carrozado por Castagna era sin ningún lugar a dudas el más llamativo. A pesar de que las proporciones de los vehículos de esta época suelen resultar extrañas al aficionado actual, lo cierto es que el Tipo 8A Torpedo que podemos encontrar en esta edición de ClassicAuto es muy atractivo y elegante.

La enorme carrocería esculpida por Castagna contrasta tremendamente con la escasa altura de las ventanillas y el techo, suavizando y estilizando su maciza figura.

El modelo Tipo 8A Torpedo disponía de un 8 cilindros en línea de 7.3 litros que pasaba por ser el motor de su clase más poderoso disponible en un vehículo de producción. El modelo de la imagen se corresponde con un ejemplar carrozado por Castagna.

Seat Savio

Ejemplar único, conservado por Seat.

Por último, una de las piezas que probablemente puedan pasar más desapercibidas. Este es además un ejemplar único, el Seat Savio o la versión española del Fiat Multipla original.

Esta es una versión monovolumen del Seat 600, que este año celebra su sexagésimo aniversario en la cita madrileña. Su origen real es italiano, ya que fue un ejemplar del Multipla que fue solicitado a Fiat expresamente para recibir a Francisco Franco en una visita a la factoría. Tras esto, el vehículo fue empleado exclusivamente para atender a personalidades en la fábrica española.

Este ejemplar único sigue siendo conservado por Seat y está a la vista de todos este fin de semana, en ClassicAuto.

Noticias relacionadas

ClassicAuto 2017: las mejores piezas que podrás encontrar en el evento madrileño
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto