¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    MANHART MH8 700, un BMW Serie 8 Cabrio especial para volar sobre el asfalto

    MANHART MH8 700, un BMW Serie 8 Cabrio especial para volar sobre el asfalto
    14
    MANHART MH8 700MANHART Performance
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Los alemanes de MANHART Performance no paran de presentar novedades. Tras el anticipo más radical nuevo BMW Serie 2 Coupé es el turno ahora de un descapotable. El exclusivo Serie 8 Cabrio se ha transformado en el MANHART MH8 700, una auténtica bestia que supera todas las previsiones de potencia y prestaciones habidas y por haber.

    Los responsables de MANHART Performance no pararán hasta transformar toda la gama de modelos de BMW en auténticas bestias de muy altas prestaciones, con un inmenso catálogo en el que están comprendidos coupés más pequeños y más grandes, berlinas y SUV. El último en sumarse es prácticamente inédito, pues hasta ahora no se habían atrevido con un descapotable. En esta ocasión, el protagonista es el BMW Serie 8 Cabrio.

    Un modelo que se ha transformado lo suficiente para tener un nombre propio, el de MANHART MH8 700. Un nombre que dice mucho más de lo que a simple vista parece, especialmente los tres últimos dígitos. Estéticamente, sigue la línea de este especialista alemán en tuning, con el cuerpo de la carrocería pintado en negro brillante y decorado por las características franjas doradas que se extienden longitudinalmente desde el frontal hasta la zaga, y recorriendo también los laterales.

    Foto MANHART MH8 700 - exterior
    El MANHART MH8 700 ofrece un nivel de agresividad superior en el Serie 8 Cabrio

    El MANHART MH8 700 supera al inexistente M8 Competition Cabrio

    Todo es negro, hasta los bordes de la parrilla ovoide y las propias barras verticales internas, solamente interrumpido por los finos bordes dorados que delimitan y hacen destacar las grandes tomas de aire del paragolpes y el acabado en fibra de carbono a la vista del spoiler en el labio inferior. El mismo acabado de la pieza que contiene los cuatro escapes traseros y el difusor, destacados también por el mismo filamento en oro.

    Hasta las carcasas de los espejos retrovisores cuentan con este detalle, sumándose también al preciado color las grandes pinzas de los frenos deportivos, cuyos discos son de acero y no carbo-cerámicos. Los emblemas de la marca de Múnich se han sustituido por los del preparador germano. Los de MANHART también han procurado que la distinción sea un rasgo especial, por lo que las llantas de aleación se presentan en diseño de doble radio, de 20 pulgadas y con un aspecto cóncavo, montadas en neumáticos de medidas 245/35 delante y 275/30 detrás, a la vez que la altura de la carrocería al suelo se ha rebajado 30 milímetros gracias a muelles más cortos.

    El MANHART MH8 700 está basado en el M850i, por lo que su motor V8 biturbo de 4.4 litros ya ofrece unas prestaciones de altura gracias a sus 530 CV de potencia máxima. Nada comparado con el objetivo de los de Wuppertal. Dos turbocompresores más grandes, un intercooler, un filtro de aire deportivo y la correspondiente unidad de control del motor modificada han permitido desarrollar nada menos que 710 CV y 925 Nm de par motor. Obviamente, el preparador ha necesitado reforzar la caja de cambios automática de 8 velocidades, pero también le ha dado un sonido más especial con un sistema de escape de acero inoxidable y control electrónico de las aletas. ¿El resultado? Más rendimiento que el M8 Competition.

    Foto MANHART MH8 700 - interior
    El interior del MANHART MH8 700 destila deportividad gracias a un paquete de carbono
    MANHART MH8 700, un BMW Serie 8 Cabrio especial para volar sobre el asfalto