¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Maruti Concept Future S: el adelanto del nuevo crossover indio competidor del Renault KWID

    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    Maruti Suzuki acaba de lanzar un teaser anunciando la presentación de un pequeño ​SUV con una longitud de 3,8 metros que servirá de acceso a la oferta de productos a partir de febrero de 2019. Está desarrollado sobre la plataforma del Swift y se ofrecerá hasta con una versión eléctrica.

    Maruti Suzuki es la división para India de la marca japonesa, y acaba de lanzar un teaser anunciando la presentación de su próximo SUV al que han denominado, por ahora, Future S.

    El nuevo modelo, que será presentado en la nueva edición del Auto Expo que se celebra en la ciudad de Nueva Delhi en la segunda semana de febrero, es el competidor nato del Renault KWID y Mahindra KUV 100 y que se espera que llegue a los concesionarios de la marca en India a partir del primer trimestre de 2019.

    La imagen muestra la silueta del futuro modelo con un moderno diseño luciendo un parabrisas y montantes delanteros muy verticales, de forma que el techo se muestraprácticamente horizontal y, según la marca, dispondrá de una mayor altura al suelo con los asientos ligeramente elevados.

    Maruti Suzuki Vitara Breeza es un crossover de cuatro metros desarrollado especialmente para el mercado indio

    Los especialistas en diseño de Maruti Suzuki apuntan que el Concept Future S viene a redefinir su lenguaje de diseño en la versión de producción del Future S que atraerá a una mayor cantidad de clientes con un producto concebido como un crossover pero más cerca de un SUV.

    En la gama del fabricante indio, el modelo de producción del Future S se ubicará por debajo del Vitara Brezza con una longitud cercana a los 3,8 metros -unos 200 milímetros más corto que este modelo- compartiendo la plataforma "Heartect" con la nueva generación del Suzuki Swift y del Baleno.

    Esta avanzada base mecánica le permitirá ponerse a la altura de sus rivales inmediatos -el KWID se desarrolló sobre la moderna plataforma CMF-A- ganando en seguridad y en rigidez de la carrocería, pero también en los motores, ya que contará con un propulsor de gasolina de 1.2 litros, un diésel de nuevo desarrollo con 1.5 litros y hasta una versión eléctrica también está en cartera.