¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las pruebas de invierno del Maserati Grecale Trofeo 2023 no perdonan ni en Navidad

    Las pruebas de invierno del Maserati Grecale Trofeo 2023 no perdonan ni en Navidad
    13
    Fotos espía Maserati Grecale Trofeo 2023 en los ensayos de inviernoS. Baldauf / SB-Medien
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Hasta en Navidad. El retraso en la presentación del nuevo Maserati Grecale ha permitido a la marca italiana continuar con el desarrollo de la variante más deportiva del SUV sin desvelar el diseño. El Maserati Grecale Trofeo 2023 se esconde bajo abultadas capas de vinilo, esta vez en azul, y con caracteres del modelo destinado a Estados Unidos, a la vista de estas fotos espía.

    Al menos hasta la próxima primavera, los prototipos del nuevo Maserati Grecale seguirán dejándose ver completamente envueltos en vinilo rojo, amarillo, marrón y azul. Un camuflaje especial que los del Tridente presentaron a mediados del pasado mes de noviembre, aprovechando la fecha marcada en el calendario para la presentación fallida de este importante modelo.

    Los de Maserati apuntaron a la gran crisis de los microchips para justificar la imposibilidad de la presentación, una herramienta tan burda como inteligente. La escasez de los semiconductores no supone un impedimento para presentar un modelo nuevo, como lo hemos visto en la competencia, por lo que los responsables de la marca de Módena podían haber desvelado por completo el segundo SUV de la firma. Sin embargo, descubrir el modelo les habría supuesto un problema: continuar con las pruebas del nuevo Maserati Grecale Trofeo 2023 al descubierto.

    Foto espía Maserati Grecale Trofeo 2023 - exterior
    El prototipo del Maserati Grecale Trofeo 2023, cazado en las cercanías de la sede de Stellantis

    Fotos espía Maserati Grecale Trofeo 2023

    Las diferencias son más bien vagas pero no menos importantes, como puedes ver en estas fotos espía. Además de un paragolpes delantero con unas tomas de aire más grandes, la suspensión es más baja y las pinzas de los frenos están pintadas de color rojo, mientras que en la trasera los escapes están embutidos en unos embellecedores rectangulares y más planos. Un tiempo extra que le ha permitido a Maserati no desvelar la opción más deportiva que llegará a mediados de 2023, y de paso realizar un programa de pruebas de invierno en sus instalaciones en el norte de Suecia.

    Este era un importante fleco que les faltaba, pero también hay una posibilidad más, aunque habría supuesto abrir una caja de los truenos que los napolitanos han evitado a toda costa. Presentar el modelo y continuar con las pruebas hasta su entrada en producción y comercialización. Algo normal en la gran mayoría de los fabricantes, pero no en las italianas, pues los rumores sobre supuestos problemas habrían emergido como la espuma.

    Lo cierto es que así la marca italiana se asegura el funcionamiento perfecto de uno de los más importantes modelos de esta década. El Maserati Grecale Trofeo se espera que monte un potente motor de desarrollo propio, olvidando el V6 de 2.9 litros biturbo del Stelvio QV. En su lugar, se espera una variante de cárter húmedo del motor V6 biturbo de 3.0 litros, el «Nettuno» que monta el MC20. Un bloque que rozará los 530 CV de potencia máxima para no pisar al hermano mayor, contando con cambio automático DCT de 8 velocidades y tracción total.

    Las pruebas de invierno del Maserati Grecale Trofeo 2023 no perdonan ni en Navidad