¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Un vistazo al Mercedes-AMG Project One desde Frankfurt 2017 (con vídeo)

    Recuperar una estirpe perdida. Eso es lo que pretende Mercedes con la presentación del prototipo AMG Project One. Esta bestia ha sido presentada en el Salón de Frankfurt, y nos adelanta un futuro modelo de producción. Nosotros hemos estado con él.

    El lunes por la noche nos fuimos a la cama conociendo por fin el aspecto que Mercedes le había dado a su futuro hiperdeportivo. El lunes por la noche Mercedes presentó en sociedad al AMG Project One, y el resultado no ha podido ser más espectacular. Verlo impresiona, pero desde cerca, desde el Salón de Frankfurt, asusta.

    Mercedes quiere recuperar un camino que perdió hace mucho tiempo. La senda de los hiperdeportivos ha cambiado mucho desde que sacaran al mercado el Mercedes CLK GTR. A día de hoy los grandes motores no valen, a no ser que seas el Bugatti Chiron, y por ello es necesario echar mano de la siempre inestimable ayuda de la electricidad.

    La Fórmula 1 actual sabe de qué estamos hablando, y nadie puede negar que desde la llegada de los propulsores híbridos a la competición madre del automovilismo Mercedes ha dominado las carreras. Por eso la base sobre la que se apoya el Project One es muy semejante a la que vemos cada domingo surcar los circuitos del mundo entero.

    Estamos hablando que esta bestia emplea un motor V6 híbrido de tan solo 1.6 litros de cilindrada pero que es capaz de exprimir más de 1.000 caballos de potencia gracias al empleo de un turbo compresor eléctrico. Es capaz de girar a un régimen de 11.000 revoluciones, y por ello alcanza una velocidad punta superior a 350 kilómetros por hora.

    Mercedes no ha perdido el característico sistema de apertura de puertas

    De esta manera tan espectacular Mercedes quiere combatir al resto de hiperdeportivos que existen en el mercado. Al ya mencionado Bugatti debemos sumar el Porsche 918 Spyder, el Ferrari LaFerrari y el McLaren P1. La santisima trinidad de los deportivos híbridos está esperando con el cuchillo entre los dientes. La rivalidad se antoja extraordinaria y legendaria.

    Pero esta guerra no es solo de potencia e imagen, también lo es de dinero. Cada una de las joyas anteriormente dichas no resulta especialmente barata. El modelo de calle derivado del AMG Project One tampoco lo será. Mercedes estima que cada unidad puede alcanzar un precio de venta cercano a los dos millones de euros, y que por supuesto su fabricación estará estrictamente limitada a unas pocas unidades.

    Sea como sea como se presente el futuro, está claro que va a resultar rápido. Al Project One hay que tratarlo como lo que es, como un prototipo, pero estamos seguros que el diseño del modelo definitivo no será muy distante. Un Fórmula 1 con espacio para una matrícula.