¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mitsubishi y la oportunidad única gracias al auge de la movilidad eléctrica

    Mitsubishi y la oportunidad única gracias al auge de la movilidad eléctrica
    Mitsubishi debe elevar su apuesta por la electrificación en Europa
    Antonio Fernández
    Antonio Fernández5 min. lectura

    Mitsubishi está viviendo un auténtico punto de inflexión en Europa. Una situación realmente delicada a la que se le puede dar la vuelta gracias al auge de la electrificación en el Viejo Continente. Nuevos lanzamientos como el Mitsubishi Eclipse Cross PHEV serán determinantes.

    Hace unos meses, cuando Mitsubishi presentó en sociedad su nuevo plan de negocio de cara a los próximos años, se generó muchísima controversia en Europa. ¿El motivo? Por aquel entonces la compañía nipona anunciaba de manera tajante su decisión de congelar el lanzamiento de nuevos modelos en el Viejo Continente. Mitsubishi decidía poner el punto de mira el Sudeste Asiático y pasar a un segundo plano en Norteamérica.

    Una vez se dio a conocer esta importante y arriesgada decisión, se puso en entredicho la continuidad de Mitsubishi en Europa. Lo cierto es que en ningún momento la marca habló de esta posibilidad. Sin embargo, poner en punto muerto la llegada de nuevos modelos en el contexto actual que está viviendo la industria del automóvil europeo es, prácticamente, una sentencia de muerte.

    Mitsubishi Outlander PHEV
    El Mitsubishi Outlander PHEV marca el camino que debe seguir Mitsubishi en Europa

    El futuro de Mitsubishi en Europa pasa por elevar su apuesta por la electrificación. La llegada de nuevos híbridos enchufables es clave.

    A mediados del mes de octubre saltó la noticia. Entraba en escena el esperado lavado de cara del Mitsubishi Eclipse Cross. La generación actual de este interesante SUV sufría un «facelift» que le permitirá afrontar el resto de vida comercial que le queda por delante. Y lo que es más relevante, entre las diferentes mejoras que ha recibido el Eclipse Cross, destaca la entrada en escena de una variante híbrida enchufable.

    En un primer momento, y en base a la decisión que había tomado Mitsubishi, se descartaba la llegada del nuevo Eclipse Cross a los concesionarios europeos. Sin embargo, el fabricante japonés ha cambiado de opinión y el nuevo Eclipse Cross PHEV llegará a España y el resto de mercados de la Unión Europea donde la firma está presente. Es un lanzamiento clave que marcará el futuro más inmediato de Mitsubishi en esta región.

    La entrada en vigor de nuevas y más restrictivas normativas de emisiones en la UE es otro factor que determinará el devenir de Mitsubishi en esta parte del mundo. En estos momentos la firma japonesa solo tiene un único modelo electrificado, el Mitsubishi Outlander PHEV. Es un auténtico superventas, aunque no es suficiente. La llegada del nuevo Eclipse Cross PHEV permitirá a la marca rebajar aún más sus emisiones medias. Pero no debemos olvidarnos del Mitsubishi ASX y del Space Star.

    Mitsubishi ASX
    Modelos tan veteranos como el Mitsubishi ASX corren el riesgo de ser un lastre en Europa

    Los modelos más veteranos de Mitsubishi deben ser actualizados

    El ASX, a pesar de haber sufrido no hace mucho tiempo el cuarto lavado de cara de esta generación (la tercera), debe ponerse al día con un cambio generacional en el que se apueste sin complejos por la electrificación. En cuanto al Space Star, en su última puesta a punto, Mitsubishi ya hizo cambios en el apartado mecánico para ofrecer una motorización lo más eficiente posible sin recurrir a la electrificación.

    En esta nueva hoja de ruta que Mitsubishi está siguiendo hasta el año fiscal de 2022 se contempla el lanzamiento de nuevos coches eléctricos. Si bien ninguno de ellos está confirmado para Europa puesto que China y Japón se llevarán buena parte de estos nuevos desarrollos, no sería descartable ver alguno de estos nuevos modelos en el Viejo Continente. Serían recibidos como agua de mayo puesto que, de un plumazo, permitiría a Mitsubishi mejorar su posición de cara a los nuevos estándares de emisiones. Guste o no, el futuro de Mitsubishi en Europa pasa por la electrificación.