¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Este SUV americano clásico de Mitsuoka es realmente un eficiente crossover híbrido moderno

    Este SUV americano clásico de Mitsuoka es realmente un eficiente crossover híbrido moderno
    15
    Mitsuoka BuddyMitsuoka
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera3 min. lectura

    El Mitsuoka Buddy es la última e interesante apuesta de este curioso proyecto japonés, un carrocero que emplea vehículos actuales de compañías como Mazda y Toyota para crear llamativos modelos de estilo clásico. Bajo este robusto SUV que nos recuerda a los Chevrolet Tahoe y Suburban de la década de los noventa se esconde realmente un fiable y eficiente Toyota RAV4 Hybrid 2020.

    El Mitsuoka Buddy es otra de esas peculiaridades que solo podemos encontrar en mercados como el japonés, pues a pesar de su atractivo y elaborado aspecto no se trata de un one-off de estilo restomod, sino un kit destinado a ser producido en serie y que puede ser encargado por cualquier usuario de ese mercado.

    Esta no es la primera vez que Mitsuoka nos sorprende con uno de sus trabajos de recarrozado inspirados en vehículos clásicos americanos. La primera vez que hablamos de esta particular compañía nipona fue cuando os mostramos las imágenes del atractivo Mitsuoka Rock Star, a nuestro juicio, uno de los trabajos de recarrozado más espectaculares y mejor realizados que hemos visto en los últimos tiempos. Este se basa en el Mazda MX-5 actual y sus líneas son tomadas directamente del Chevrolet Corvette C2 Sting Ray.

    Solo estará disponible en Japón.

    El nuevo Mitsuoka Buddy es una obra tan atractiva visualmente como el Rock Star pero destinada a un segmento mucho más demandado, el de los crossovers compactos. Para ello, esta pequeña compañía japonesa ofrece un atractivo SUV de aspecto macizo claramente inspirado en los modelos estadounidenses de la década de los noventa. Con una carrocería bastante musculosa y un frontal totalmente plano, dotado de una enorme rejilla delantera y faros a doble altura. Un diseño que nos recuerda al de modelos como los Chevrolet Tahoe y Chevrolet Suburban de aquella época.

    Sin embargo, a pesar de los numerosos cambios estéticos, el modelo tomado como base es realmente un Toyota RAV4 2020. Un modelo que no tiene nada que ver a nivel estético o técnico con los SUVs que Chevy fabricaba hace 30 años. El crossover japonés tiene un planteamiento muy distinto y puede contar con una avanzada mecánica híbrida mucho más eficiente. Sin embargo, las modificaciones de Mitsuoka le otorgan una carrocería mucho más llamativa, que incluso hace parecer al modelo mucho más grande de lo que es realmente.

    Este nuevo trabajo de Mitsuoka estará disponible para todos los usuarios del crossover japonés, aunque inevitablemente solo será comercializado en su mercado natal. Por el momento no tenemos los precios de esta creación, pero sabemos que conservará el mismo esquema mecánico híbrido del modelo donante, que en Japón está disponible con un motor de 2.0 litros gasolina de 171 CV (168 hp) y el mismo 2.5 litros híbrido de 1748 CV (175 hp) que está disponible en otro mercados.

    Este SUV americano clásico de Mitsuoka es realmente un eficiente crossover híbrido moderno