¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El motor rotativo de Mazda regresa y será clave en los coches eléctricos

El motor rotativo de Mazda regresará a la vida y será una pieza clave en los coches eléctricos de la compañía japonesa. Los primeros vehículos eléctricos de Mazda llegarán en el año 2020 y uno de ellos estará equipado con un motor rotativo que actuará a modo de extensor de autonomía. Recargará la batería cuando sea necesario.

Mazda anuncia el regreso de su motor rotativo

Mazda anuncia el regreso del motor rotativo. Será clave en los vehículos eléctricos de la compañía.

Los primeros coches eléctricos de Mazda verán la luz en el año 2020 como parte del plan a largo plazo denominado «Zoom – Zoom sostenible 2030». Como parte de esta transición hacia la movilidad eléctrica, el fabricante japonés ha apostado por traer de nuevo al mercado su motor rotativo. Así es, el motor rotativo de Mazda regresa y será una parte fundamental en esta ofensiva eléctrica.

En 2020 verán la luz los dos primeros coches eléctricos de producción en serie con batería. Uno de ellos será un eléctrico puro, mientras que el segundo combinará la batería con un pequeño, ligero y silencioso motor rotativo de Mazda que actuará a modo de extensor de autonomía.

El motor rotativo recargará la batería cuando sea necesario para poder ampliar la autonomía del vehículo eléctrico. Con esta propuesta, Mazda espera atraer a parte del público que sigue preocupado por la autonomía y que finalmente descarta la compra de un coche nuevo totalmente eléctrico.

Motor rotativo de Mazda

El motor rotativo de Mazda será usado a modo de extensor de autonomía en un vehículo eléctrico de la marca.

Además de su tamaño reducido y la elevada potencia que arroja el motor rotativo, Mazda ha aprovechado la compatibilidad de esta mecánica con los combustibles gaseosos, puesto que el sistema también está diseñado para la combustión de Gas Licuado del Petróleo (GLP) y proporcionar así una fuente de electricidad en casos de emergencia.

El lanzamiento de un vehículo eléctrico con motor rotativo a modo de extensor de autonomía no es más que una de las numerosas novedades en las que está trabajando Mazda. El fabricante continúa apostando por el motor de combustión interna. Es por ello que lanzará próximamente al mercado el nuevo motor SKYACTIV-X, un motor de gasolina que promete cifras de consumo propias de un diésel.

Además de los combustibles alternativos como el Gas Natural Comprimido (GNC), Gas Licuado de Petróleo (GLP) e incluso el hidrógeno, Mazda destaca que el sector de la automoción está estudiando la viabilidad de combustibles líquidos reciclables como los biocombustibles procedentes del cultivo de microalgas. Mazda también explorará las ventajas de la conducción eléctrica en combinación con las tecnologías patentadas por la propia marca. El objetivo está claro, reducir su huella de CO2 y contribuir a mejorar el medio ambiente.

Fuente: Mazda

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto