¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Un vistazo al pasado: el engendro de mula que fraguó el desarrollo del Ford EcoSport

    Mula del actual Ford Ecosport

    Para muchos, son coches raros que campan por carretera o ciudad. No solo los deportivos más lujosos son los que hacen girar cabezas y casi romper cuellos, las mulas de los futuros modelos también lo hacían mucho más en el pasado que ahora. Como esta que te enseñamos hoy, la mula del SUV más pequeño de Ford, el EcoSport.

    Finales de agosto de 2010 y aparece este engendro en la carretera, un muy modificado Ford Fiesta de sexta generación reconvertido en una unidad preparada para someterse a los impactos de Euro NCAP, con un importante aumento de la altura de la carrocería al suelo. Se acercaba la llegada de un pequeño SUV sobre el utilitario, conociéndose precisamente como Ford Fiesta SUV.

    Un modelo diferente del actual Ford Puma, más todo-terreno ya que las mulas utilizadas para este modelo evidencian una mayor altura al suelo. Las ruedas eran más altas y de mayor sección de rodadura que el Fiesta de la época, indicios de que la mula escondía algo mucho más interesante. Además, los técnicos de la marca también agregaron unas planchas de peso en el techo para simular el añadido del modelo de producción que habían calculado.

    La mula de ensayos del primer Ford EcoSport, un auténtico engendro que llamaba la atención

    Nada era definitivo en el engendro de estas fotos espía. Bajo el camuflaje se hallaba el diseño del utilitario convencional, y solamente se veía que las vigas del vano motor se habían modificado retrasando el cierre mucho más arriba del panel del capó. Las mismas mulas también aparecieron en pruebas en Estados Unidos, aunque sin las manchas de color negro repartidas por el cuerpo de la carrocería, y con el frontal destapado.

    Confirmaba un modelo global, no solamente destinado a Europa. Y así fue, esta mula fue el primer desarrollo del modelo que llegó en Ginebra de 2013, el EcoSport, un modelo muy diferente del utilitario a pesar de compartir la misma plataforma B global de la firma y con el que se adentraba de lleno en el nicho del mercado que se ha convertido en una auténtica guerra, el de los B-SUV.

    Se puede decir que el EcoSport fue una apuesta más radical -comparadas con las de la competencia- al antiguo Fusion, aquella variante de la quinta generación del Fiesta algo más elevada, que ni siquiera tenía aspiraciones de crossover, un movimiento que le ha servido a la marca americana para hoy situar dos productos: más off-road con tracción total o con tracción delantera.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto