¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Cuál es la multa por robar un coche? ¿Qué implicaciones penales tiene?

    A la hora de determinar la sanción, hay que diferenciar entre hurto y robo.Pixabay

    La legislación penal española determina que la sustracción o el uso sin la debida autorización de un vehículo a motor o ciclomotor ajenos con un valor superior a los 400 euros se castiga con multas de entre 2 y 12 meses, aunque sólo si restituye en un plazo determinado.

    Como es habitual en muchas de las infracciones de tráfico o de las que están tipificadas en el Código Penal español, las multas y/o penas resultantes varían en función de las circunstancias de cada caso.

    En el que nos ocupa, el hurto o robo de un vehículo, esto vendrá determinado principalmente por dos factores: la intención del ladrón o el valor económico del mismo. Por tanto, en este artículo vamos a responder a la pregunta de cuál es la multa por hurtar robar un coche y qué implicaciones penales tiene, pues se trata de una información desconocida por muchas personas.

    «La diferencia entre hurto y robo es que en este último caso hay un componente de violencia»

    Tal y como especifica el Código Penal español en el artículo 244, se define hurto de vehículos como «el que sustrajere o utilizare sin la debida autorización un vehículo a motor o ciclomotor ajenos». Además, determina la multa o delito que derivan de dicha situación.

    «Si el valor excediere de 400 euros, y no hubiera ánimo de apropiación, será castigado con la pena de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días o multa de 2 a 12 meses», pero precisa que «sólo si lo restituyera, directa o indirectamente, en un plazo no superior a 48 horas, sin que, en ningún caso, la pena impuesta pueda ser igual o superior a la que correspondería si se apropiare definitivamente del vehículo».

    Artículo 244 del código penal

    1. El que sustrajere o utilizare sin la debida autorización un vehículo a motor o ciclomotor ajenos, sin ánimo de apropiárselo, será castigado con la pena de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días o multa de dos a doce meses, si lo restituyera, directa o indirectamente, en un plazo no superior a cuarenta y ocho horas, sin que, en ningún caso, la pena impuesta pueda ser igual o superior a la que correspondería si se apropiare definitivamente del vehículo.

    2. Si el hecho se ejecutare empleando fuerza en las cosas, la pena se aplicará en su mitad superior.

    3. De no efectuarse la restitución en el plazo señalado, se castigará el hecho como hurto o robo en sus respectivos casos.

    4. Si el hecho se cometiere con violencia o intimidación en las personas, se impondrán, en todo caso, las penas del artículo 242.

    Diferencia entre hurto y robo de un vehículo

    La diferencia entre hurto y robo es que en este último caso hay un componente de violencia, bien contra personas o de tipo material al, por ejemplo, romper un cristal o forzar una cerradura.

    Además, para que la infracción sea considerada hurto, se debe devolver el vehículo en un plazo de hasta 48 horas, dejándolo además en un lugar en el que el propietario pueda encontrarlo, es decir, en el mismo lugar en el que se sustrajo. De no ser así, se considera robo y entonces la pena es distinta.

    Un hurto sólo se produce si el coche está abierto y con las llaves en su interior.

    Ejemplo de un robo es cuando dejamos el coche bien cerrado al lado del surtidor mientras pagamos la gasolina y nos entretenemos dos minutos en comprar una botella de agua y unas patatas fritas para el viaje. Un ladrón entra en el coche, fuerza la cerradura, hace el puente y se lleva el coche.

    En cambio, hablamos de hurto si en el supuesto anterior, nos olvidamos las llaves puestas en el contacto mientras entramos al establecimiento. El ladrón sube al coche, que tiene la puerta abierta, gira la llave, arranca y se va. No ha necesitado emplear la fuerza y por tanto no se considera robo.

    Penas por hurto o robo de un vehículo

    En función de las circunstancias ya mencionadas, encontramos diferentes multas y penas tipificadas en el Código Penal. Si además se emplea la violencia o intimidación a las personas afectadas, el artículo 244 especifica que se juzgará como robo con violencia o intimidación sin tener en cuenta las intenciones del delincuente en relación al vehículo, ya sea uso provisional o apropiación. Ello queda recogido en el artículo 244 del Código Penal.

    Artículo 244 del código penal

    1. El culpable de robo con violencia o intimidación en las personas será castigado con la pena de prisión de dos a cinco años, sin perjuicio de la que pudiera corresponder a los actos de violencia física que realizase.

    2. Cuando el robo se cometa en casa habitada, edificio o local abiertos al público o en cualquiera de sus dependencias, se impondrá la pena de prisión de tres años y seis meses a cinco años.

    3. Las penas señaladas en los apartados anteriores se impondrán en su mitad superior cuando el delincuente hiciere uso de armas u otros medios igualmente peligrosos, sea al cometer el delito o para proteger la huida, y cuando atacare a los que acudiesen en auxilio de la víctima o a los que le persiguieren.

    4. En atención a la menor entidad de la violencia o intimidación ejercidas y valorando además las restantes circunstancias del hecho, podrá imponerse la pena inferior en grado a la prevista en los apartados anteriores.

    Fotos: Pixabay