¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    NIO obtiene la ansiada inversión que la salva de la bancarrota

    NIO ES6NIO

    El joven fabricante chino ha logrado encontrar inversores para asegurar su futuro, que gracias a sus últimos lanzamientos cada día se ve algo más claro. En total ha recaudado cerca de 1.000 millones de dólares, procedentes de la compañía de construcción estatal Hefei City Construction and Investment Holding.

    El proyecto NIO ha protagonizado numerosos titulares en los últimos años. En la mayoría de las ocasiones debido a sus novedades de producto y lanzamientos comerciales, aunque en los últimos meses también por su urgente necesidad de fondos. El desarrollo de su cada vez más amplia gama y el paso a producción de sus primeros modelos en China ha supuesto para la joven compañía quemar una parte importante de sus recursos.

    Tener que detener la producción durante varios meses debido a la crisis sanitaria mundial que estamos sufriendo no ha ayudado a equilibrar el balance de la empresa, sin embargo, NIO es una de los pocas compañías chinas que ha salido reforzada tras estos primeros meses del año, debido a que al fin ha logrado encontrar la tan ansiada financiación que necesitaba para fortalecer y así asegurar el futuro de su proyecto industrial.

    NIO EC6, el último modelo que ha entrado en producción.

    A estas alturas, NIO ya ha presentado varios modelos. La marca cuenta con una gama compuesta por vehículos eléctricos de corte crossover, incluyendo el NIO EC6, el último modelo lanzado comercialmente por la compañía y que cuenta con una atractiva carrocería tipo SUV coupé. Además, la firma lanzó el espectacular NIO EP9, un hiperdeportivo eléctrico que logró un crono estratosférico en el circuito de Nürburgring. En principio, de ese modelo será fabricada una corta edición limitada de 10 unidades de las que todavía no hemos visto ninguna que no se corresponda con los prototipos iniciales.

    Nuevos socios

    El montante de la inversión ronda los 1.000 millones de dólares y procede de un nuevo socio, la compañía de construcción estatal china Hefei City Construction and Investment Holding, aunque el capital no ha sido inyectado directamente en la compañía, sino en NIO China, una nueva sociedad creada específicamente para esta labor y que se reparte entre los actuales socios de NIO, quiénes poseen el 75.9 por ciento, y Hefei City Construction and Investment Holding, quiénes controlan el 24.1 por ciento restante.

    Gracias a este capital, NIO puede asegurar su supervivencia en el mercado chino, donde precisamente ya ha vuelto a la actividad tras el parón forzoso que supuso la crisis del coronavirus. Nio cerró el pasado mes de marzo con unas ventas en torno de las 1.500 unidades, lo que supone un 11.7% más que marzo de 2019, nada mal si tenemos en cuenta el escenario de crisis que estaba viviendo el gigante asiático en esos momentos.