¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Opel, ¿una marca solo para coches eléctricos? ¿es posible?

    Según Manager Magazin, Opel ha estado preparando un plan B para dejar de vender motores de combustión interna en 2030. Opel se convertiría en una marca 100% eléctrica, algo así como la Tesla para el pueblo. Lo cierto es que Opel ya hizo sus pinitos en eléctricos hace tiempo.

    Opel Ampera-e

    Karl-Thomas Neumann, el responsable de Opel y su submarca Vauxhall (Reino Unido), llevaría meses trabajando en esta estrategia, de acuerdo a la revista alemana. No existe confirmación oficial de esta información, pero como mínimo podemos considerarlo como un plan razonable.

    El emblema de Opel es un rayo atravesando un círculo, por lo que parte del trabajo ya estaría hecho. Bromas aparte, ante el creciente clima de hostilidad hacia los coches de gasolina y diésel convencionales, resulta inteligente anticiparse a un futuro en el que la combustión interna estará vetada en las ciudades.

    Ahora mismo no hay una marca generalista que solo ofrezca modelos eléctricos puros. Volkswagen, que tiene un plan muy ambicioso, pretende que los eléctricos supongan la cuarta parte de sus ventas para 2025, incluyendo híbridos enchufables. El plan de Neumann sería aún más ambicioso, y antes de llegar a ese horizonte, habría como dos Opel, la antigua y la nueva (100% eléctrica).

    Opel Flextreme Concept

    La movilidad eléctrica está siendo impulsada principalmente por la alianza entre Renault, Nissan y Mitsubishi, que tienen el mayor volumen mundial de ventas de eléctricos puros e híbridos enchufables. Apostaron por esta tecnología hace 10 años y ahora mismo Nissan Leaf, Renault ZOE y Mitsubishi Outlander PHEV lo están petando en sus respectivos segmentos.

    El plan de Neumann se estuvo trazando mientras los directivos de Detroit empezaban a plantearse lo de vender Opel a los franceses (Grupo PSA). El encaje de una Opel 100% eléctrica dentro de un conglomerado PSA-Opel es probable, sí, pero no le auguro el mayor de los éxitos. Solo hay que recordar la falta de puntería que PSA ha tenido en híbridos y eléctricos en los años recientes, con unos resultados comerciales muy pobres. Eso sí, lo han intentado.

    Dar con la tecla es complicado. Los fabricantes primero empezaron sacando versiones adaptadas, es decir, modelos pensados inicialmente como convencionales y después adaptados a eléctricos. No es lo más eficiente, pero es mucho más barato. Opel se arriesgó mucho lanzando el Ampera, un modelo desarrollado junto a Chevrolet, que tenía el Volt. Fue un eléctrico de autonomía extendida que se adelantó 5-10 años al mercado.

    Opel Ampera

    Dicho modelo tenía un grave problema, un precio por encima de los 40.000 euros, aunque fuese muy equipado, y en plena crisis económica. Fuera de Estados Unidos los resultados han sido discretos. Opel volverá a intentarlo con el Ampera-e, 100% eléctrico, que será el generalista de mayor autonomía del mercado gracias a sus 60 kWh en baterías. El oponente que más se le acerca es el Renault ZOE con 41 kWh. El alemán -fabricado en EEUU- llegará claramente más lejos por carga.

    De aquí a 13 años hay tiempo para ir retirando de las gamas los modelos convencionales e ir insertando híbridos y eléctricos, pero el mercado tiene que pegar un gran cambio en gustos para que eso sea justificable. Si Opel se centra en modelos 100% eléctricos los recursos disponibles para evolucionar mecánicas convencionales va a mermarse, así que el abandono del diésel tendrá que ser uno de los caminos. Y eso acongoja mucho al personal.

    Ahora mismo Opel no tiene ningún híbrido, y su único eléctrico vendrá desde Estados Unidos en barco. Mucho tienen que cambiar las cosas para que una marca de tanto volumen como Opel -y, ojo, que aún no es rentable- pueda pasar a un modelo 100% eléctrico. Siendo Neumann un buen ejecutivo, creo que su plan es como mínimo posible, pero no deja de ser un movimiento estratégico muy arriesgado, de los que dan la gloria o llevan a la quiebra.

    Elektro Opel GT

    Un repaso a la electromovilidad de Opel

    El Opel Ampera fue el primer eléctrico que Opel puso en las calles, pero durante años se hicieron múltiples experimentos. La casa matriz, General Motors, ha probado casi cualquier tecnología nueva desde los años 60. Por ejemplo, en 1971 hizo aparición el Elektro Opel GT, un prototipo que logró un récord de velocidad de su época, 240 km/h, así como cuatro récords para coches eléctricos.

    En 1992 apareció el Twin Concept, un coche con motores intercambiables traseros, que podía disponer de una parte eléctrica para el uso habitual, y cuando se quisiese viajar, se desmontaba y se acoplaba un pequeño motor tricilíndrico de gasolina. Otro 100% eléctrico fue un prototipo de Opel Meriva solo con la parte eléctrica del Ampera (sin generador), que usó como demostrador tecnológico.

    Al año siguiente hubo otra propuesta, el Rak e concept, un cuadriciclo 100% eléctrico. En cuanto a híbridos, hay que recordar un prototipo de Opel Astra GTC con motor 1.7 CDTI y motor eléctrico, interesante, pero no llegó a producción. En 2010 se presentó el Flextreme GT/E Concept, un coupé de cuatro puertas con motorización híbrida.

    Opel Meriva MeRegio

    En resumen, a Opel esto de la electricidad y los rayos le suena, pero de ahí a ser una marca 100% eléctrica hay un trecho enorme.

    Fuente: Managen Magazin