¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Pagar al contado al comprar un coche ¿merece la pena?

    Pagar al contado es una opción, pero ¿es más barato que financiar tu coche nuevo?

    Pagar al contado es una opción solo para algunos. Pero, si tenemos el dinero en nuestras manos ¿merece la pena? Porque, como habrás podido comprobar, las marcas y los concesionarios ofrecen suculentos descuentos si pasamos por su financiación al comprar un coche nuevo.

    Si estás planteándote el comprar un coche nuevo, seguro que hay varias dudas que te asaltan. Antes de decidir la marca o el modelo te habrás pensado: ¿diésel o gasolina? Con la evolución de las mecánicas y los cambios de normativa, sin duda, es una duda que sigue aún viva y, probablemente, más que nunca. Y aunque tú ya has optado por la compra, hay una tendencia que está creciendo y por la cual quienes dudan entre renting o compra.

    Tú ya estás decidido a comprar tu coche nuevo, y ahora la duda a resolver es cómo pagarlo. Porque sí, tienes la opción de optar por un producto de financiación para hacerte con él, y beneficiarte de una serie de descuentos según el presupuesto que te hará el concesionario, o bien hacer la compra pagando 'en cash'. Pero ¿merece la pena pagar al contado al comprar un coche nuevo?

    ¿Financiar o pagar al contado? ¿Qué opción será más barata para comprar tu coche nuevo?

    ¿Financiación, o pagar al contado nuestro coche nuevo?

    Si vas a optar por la financiación, sabrás que existen dos opciones. La primera de ellas es acudir a nuestra entidad bancaria, o a otro banco, y pedir un préstamo para gastarlo en nuestro nuevo vehículo; y la otra es optar por la financiación del coche nuevo a través de la financiera de la marca automovilística, o del concesionario en cuestión. Y ¿por qué iba a interesarnos esta opción...?

    Como avanzábamos, efectivamente los concesionarios y las marcas de coches ofrecen descuentos en el PVP al comprar un coche nuevo a través de un producto de financiación. Pero única y exclusivamente si lo hacemos con su financiera, algo que no aplica si vamos a optar por conseguir el préstamo a través de nuestro banco. Y además, hay que tener en cuenta cómo son exactamente estos descuentos.

    En este sentido, siempre debemos revisar los intereses. Lo habitual es que los bancos nos ofrezcan unos intereses de en torno al 5% ó 7% de TIN -Tipo de Interés Nominal-, aunque también puede haber comisiones de apertura, entre otras. Y deberíamos tener muy en cuenta las vinculaciones posibles que se nos exijan. No obstante, para comparar el producto financiero de nuestra entidad bancaria, y el de la financiera de la marca, lo mejor es fijarse en el TAE.

    En el TAE, o Tasa Anual Equivalente, es donde también se incluyen las posibles comisiones de estudio y de apertura, así como el coste correspondiente al seguro vinculado, en caso de que existiera en el producto de financiación que estamos planteándonos contratar. Este TAE lo podemos comparar entre el préstamo del banco y el de la financiera de la marca.

    Comparar es fundamental y, teniendo varios presupuestos, negociar para rebajar el precio en la medida de lo posible.

    Pagar al contado un coche es buena idea, pero debes tener en cuenta esto...

    Las marcas y los concesionarios ofrecen descuentos sobre el precio del coche -el PVP- si hacemos la financiación con ellos por una cuestión muy sencilla, y es que se 'cobrarán' la diferencia en comisiones e intereses por la financiación. Así que, en realidad, el coche nos va a acabar costando exactamente lo mismo, o muy parecido, porque habrán rebajado el PVP, pero con los intereses acabaremos pagando el mismo precio.

    Sin embargo, a la concesión le interesa nuestra idea de pagar al contado al comprar un coche nuevo, porque les daremos liquidez y ahorraremos complicaciones. Y esto lo debemos tener en cuenta porque, si vamos a pagar al contado, deberíamos negociar. Es decir, tratar de conseguir que nos ofrezcan un precio más ajustado que el presupuesto de financiación.

    Además de esto, deberíamos tener en cuenta también que la época del año no es igual para los concesionarios. No será lo mismo a principios de año que durante el verano, o cuando está a punto de cerrar el año. En realidad, lo más importante es encontrar el momento en el que se vaya a cerrar la contabilidad del concesionario para conseguir la mejor oportunidad y, evidentemente, el mejor precio.

    Y por supuesto, si disponemos del dinero para poder pagar al contado, lo que deberíamos hacer en todos los casos es comparar precios. Nos llevará algo más de tiempo, pero deberíamos recorrernos los concesionarios más cercanos para que cada uno de ellos nos haga el presupuesto correspondiente y encontrar el mejor precio, negociando con todos ellos.

    No siempre es más barato pagar al contado por los descuentos de financiación de los concesionarios.

    Pagar al contado no siempre es la mejor opción para comprar un coche nuevo, compara

    Aunque, a priori, pagar al contado nuestro coche nuevo debería hacernos ahorrar unos cuantos euros, no siempre es así. Lo mejor que podemos hacer es acudir al concesionario y, como decíamos, comparar con otros concesionarios cercanos. Y pedir un presupuesto de financiación con la financiera del concesionario. Esto será más barato que hacerlo con nuestro banco, casi seguro.

    Aún así, pedir a nuestro banco una simulación de préstamo, con el PVP del concesionario, es también una buena idea para tener más datos entre los que poder comparar. Y con estos presupuestos, calcular por las cuotas de tantos meses cuantos vayamos a estar pagando, el coste final que vamos a tener que asumir, en comparación con el precio que afrontaríamos al pagar al contado.

    Si nos va a salir más barato financiar el coche que pagar al contado, evidentemente podemos guardar el dinero en la cuenta y dejar que nos lo vayan cobrando cada mes. Hay ocasiones en las que sale más barato optar por un producto de financiación porque, aunque los concesionarios tienen margen para decidir, hay ocasiones en las que juegan con campañas establecidas por la propia marca.

    Así que, en cualquier caso, lo mejor que podemos hacer es comparar e investigar. Y aunque nos hagan presupuestos 'genéricos', por así decirlo, siempre tenemos que tratar de negociar porque los concesionarios, y sus comerciales, se mueven con ciertos márgenes en los que pueden reducir o aumentar el precio de compra de nuestro coche nuevo.