¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Pieza única: el Pontiac Banshee I aparece a la venta en un concesionario Kia

    Pieza única: el Pontiac Banshee I aparece a la venta en un concesionario Kia
    6
    Pontiac Banshee I 1964Varios
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera4 min. lectura

    El Pontiac Banshee I Coupé ha aparecido la venta en Estados Unidos, aunque en lugar de encontrarlo en un especialista de vehículos clásicos y exóticos, este prototipo único está disponible en un concesionario Kia, como cualquier otro vehículo usado más. Esta pieza única está disponible por 750.000 $, incluyendo un descuento de poco más de 3.000 $.

    Un concesionario Kia no es el tipo de lugar habitual donde podamos encontrar en venta piezas únicas como esta, de gran importancia histórica para General Motors y con un valor superior al medio millón de dólares. Pero el caso es que precisamente es en un concesionario de la firma coreana en Estados Unidos donde se encuentra a la venta este raro prototipo, único en su género.

    El precio anunciado para este ejemplar es de 750.000 $, por lo que probablemente se trate del vehículo más caro anunciado nunca por este concesionario de Milford, Connecticut, uno de los distribuidores oficiales de Kia en el mercado estadounidense. Aunque también es muy probable que se trate de la unidad más cara vendida nunca por un concesionario oficial Kia del mundo. Curiosamente, el vehículo es anunciado con descuento, 3.950 $ por debajo del precio inicial.

    El anuncio del Pontiac Banshee I en la web del concesionario.

    El Pontiac Banshee I es una pieza muy importante de la historia de General Motors, aunque curiosamente se trata de un modelo muy poco conocido por los aficionados. Por lo que son pocos los que conocen la enorme influencia que tuvo este modelo en la historia del Chevrolet Corvette.

    El Pontiac Banshee fue un proyecto de Pontiac capitaneado por el mismísimo John Z. Delorean, cuyo fin era crear un rival para el entonces recién presentado Mustang. En aquel momento el Camaro aún no había nacido y esta fue una de las distintas posibilidades que General Motors estudió para hacer frente al ya exitoso pony car de Ford.

    Lamentablemente, a pesar de tratarse de un modelo de tamaño compacto dotado de motores de inferior potencia, los responsables de General Motors temieron que una variante de producción de este afilado Pontiac podría restarle ventas al Chevrolet Corvette, el buque insignia de la corporación estadounidense. De ahí que el proyecto Banshee fuera cancelado. En ese momento solo habían sido fabricados un par de prototipos funcionales, uno de ellos con carrocería coupé y motor de 6 cilindros, el que aparece en estas fotografías, y otro con carrocería convertible y motor V8.

    Solo existe una pieza como esta.

    Ambos deberían haber sido destruidos, pero algunos empleados de General Motors convencieron a sus jefes para conservarlos y así llegaron a manos privadas, como es el caso del prototipo coupé, que desde hace años se encuentra en poder de la familia Napoli, precisamente los propietarios de este concesionario Kia. En las últimas décadas este prototipo ha sido expuesto en numerosas exhibiciones pero solo ha recorrido un puñado de kilómetros, pues en su marcador solo podemos ver 2.410 kilómetros de uso, de ahí que se encuentre como nuevo.

    Como ya te contamos con todo detalle, cuando repasamos la historia de este prototipo, poco después de haber sido anulado el proyecto, General Motors decidió emplear el Pontiac Banshee I como plantilla para crear el Chevrolet Corvette Stingray de 1968, la tercera y más longeva generación del deportivo de Chevrolet. De ahí que este prototipo de Pontiac sea tan parecido a los primeros model year del Corvette C3.

    Pieza única: el Pontiac Banshee I aparece a la venta en un concesionario Kia