¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Walter Da Silva desvela un proyecto secreto que pretendía resucitar el Porsche 550

    3
    Porsche 550OneInstagram Walter da Silva

    A través de su propia cuenta de Instagram y de manera totalmente inesperada, el antiguo responsable de diseño del grupo VAG ha desvelado un proyecto secreto que fue encargado por el propio Ferdinand Piëch y cuyo propósito era desarrollar un sucesor para el mítico Porsche 550 Spyder, aunque por motivos que desconocemos nunca llegó a ser anunciado ni presentado en público.

    El pasado mes de noviembre Porsche nos sorprendió con la original iniciativa #PorscheUnseen, en virtud de la cual fueron desvelados numerosos prototipos y proyectos secretos de la marca alemana, algunos de ellos realmente asombrosos tanto por su tipología como por su diseño e historial. El ejemplar que protagoniza estas imágenes bien podría haber formado parte de esa iniciativa promocional, aunque lo cierto es que este prototipo inédito no ha sido filtrado por la marca alemana.

    El responsable de la publicación de estas primeras imágenes no es otro que Walter De Silva, hasta hace unos años el máximo responsable de diseño del Grupo Volkswagen AG. Este ha publicado tres fotografías del modelo en su propia cuenta de Instagram revelando unos pocos pero interesantes datos de este diseño.

    El modelo se inspiró en el Porsche 550 Spyder de James Dean.

    Según De Silva, este proyecto fue realizado a petición del propio Ferdinand Piëch, quien pretendía lanzar un sucesor espiritual del Porsche 550 Spyder, para lo cual se inspiraron en el célebre ejemplar «The Little Bastard» propiedad de James Dean y con el que tuvo el accidente que le costó la vida. Ejemplar que a día de hoy sigue desaparecido, a pesar de ser uno de los más famosos de la historia.

    Nuevo modelo de acceso

    El prototipo mostrado por Da Silva, denominado 550-One, encaja a la perfección con los rumores que indicaban que Porsche estaba desarrollando un nuevo modelo de motor central que iba a servir de nuevo escalón de acceso a la gama, pues resulta evidente que se trata de un biplaza más pequeño que la actual gama 718 con unos acabados bastante más sencillos, como delata las tiras de piel que sirven para cerrar las puertas desde el interior o su sencillo salpicadero. Estos detalles minimalistas se inspiraban en el propio 550 Spyder, como las branquias, las ópticas circulares delanteras o los pilotos traseros alargados, que imitaban las franjas rojas traseras del vehículo de James Dean y que servían al propósito de identificar fácilmente al modelo en circuito, de ahí que la mayoría de los 90 ejemplares que se fabricaron del 550 Spyder cuenten con estas franjas traseras.

    Según la información revelada en Instagram, el equipo de diseño responsable del proyecto estaba formado por el propio Walter Da Silva, Peter Wauda, Christian Felske y Romi Rost. Aunque no revela los motivos por los que nunca fue presentado en público. No sabemos hasta qué punto guardan relación, pero Da Silva asegura que el pequeño biplaza de Porsche también está relacionado con el Volkswagen BlueSport, el pequeño roadster de motor central que presentó la marca alemana hace unos años y que debía haber pasado a producción.

    Walter Da Silva desvela un proyecto secreto que pretendía resucitar el Porsche 550