Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PSA y Toyota cancelan su acuerdo para la renovación de los trillizos a partir de 2021

Los rumores han terminado por hacerse realidad. PSA y Toyota han decidido romper el acuerdo de colaboración que mantenían desde 2002 para la producción conjunta de los trillizos, los representantes del segmento A, si bien mantendrán una cooperación para la fabricación de vehículos comerciales ligeros a tres bandas.

Adiós al desarrollo conjunto de PSA y Toyota con los sustitutos de los trillizos

PSA y Toyota rompen el acuerdo de colaboración que mantenían con los trillizos, los representantes de Peugeot, Citroën y Toyota en el segmento A. Ya te contamos hace unos días que los japoneses esperaban la llamada de los franceses para estudiar la sustitución de sus modelos, y la misma situación se estaba produciendo desde el lado francés.

A pesar de mantener conversaciones habituales, según decían los responsables de la marca nipona y de una "excelente relación", lo cierto es que el acuerdo se ha roto, aunque solamente en la parte que atañe a los sustitutos del Aygo, C1 y 108.

Detrás del acuerdo que los dos gigantes alcanzaron enero de 2002, había una cláusula que permitía a cada una de las partes valorar su posición en un momento dado del tiempo, y que ha sido utilizada por Toyota, por lo que a partir de 2021 ésta última tiene independencia plena para desarrollar el sustituto de su modelo que, como ya te hemos contado, el Aygo tiene muchas posibilidades de convertirse en un pequeño SUV.

El comercial ligero Citroën Berlingo se fabrica en Vigo

Se pone fin a esta cooperación pero la alianza de colaboración se mantendrá con la producción conjunta de vehículos comerciales ligeros entre los grupos fabricantes, tanto en Francia como en España, una producción que ya está asignada a la factoría de Vigo.

El diario francés "Les Echos", fuente exclusiva de la noticia, apunta que Toyota también se ha quedado con la factoría de TPCA (Toyota Peugeot Citroën Automobiles) saliendo el grupo francés de la planta de Kolín, República Checa, señalando que los franceses ya no necesitan al haber absorbido las factorías de Opel en Alemania y que no están a pleno rendimiento, por lo que derivarán la producción a estas.

Para Toyota, el acuerdo que le permite conservar la factoría checa después de haber comprado la parte correspondiente es un plus para albergar la producción de algunos modelos fabricados en Reino Unido después de que se produzca el Brexit, una solución que, por ahora, contenta a las partes.

Fuente: Les Echos

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto