¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los Rolls-Royce Black Badge, más deportivos con el nuevo modo Low

    El nuevo modo Low de los Rolls-Royce Black Badge liberará la potencia inmediatamenteRolls-Royce

    Pocos propietarios de los modelos de Rolls-Royce disfrutarán de sus elevadas prestaciones. La potencia es una de sus cualidades, pero también una finísima conducción, concebidos para ofrecer el más alto nivel de comodidad. La marca no renuncia a la deportividad, por lo que ha introducido el modo de conducción Low en los modelos con la etiqueta «Black Badge».

    La gama «Black Badge» de Rolls-Royce estrena novedades en 2021. En realidad, se trata de una sola, pero muy interesante porque sacará a relucir la potencia de los modelos con esta insignia especial, que ya cuenta con detalles específicos en negro confiriendo un toque más deportivo. El fabricante quiere, de esta forma, mantener un equilibrio con unas prestaciones a la altura.

    El Rolls-Royce Cullinan es uno de los últimos modelos presentados bajo el paraguas «Black Badge» y ya sus prestaciones se hacen notar con un extra de potencia y par motor bajo el inmenso capó que aloja el potente motor V12 de 6.75 litros y dos turbos. Unas modificaciones permiten aumentar la primera de 571 a 600 CV y la segunda de 850 a 900 Nm. Unas cifras con las que el SUV puede alcanzar los 100 km/h, desde parado en solo 4,9 segundos, y una velocidad máxima de 250 km/h.

    Foto Rolls-Royce Cullinan Black Badge - exterior
    El Rolls-Royce Cullinan Black Badge ofrecerá un modo de conducción más deportivo

    Los Rolls-Royce Black Badge estrenan un sistema de escape deportivo

    Unas cualidades que se harán más notables gracias al nuevo modo de conducción «Low», alojado en la palanca de cambios a la derecha del volante. Una suave pulsación y el exquisito SUV transformará su carácter en una bestia ofreciendo una dinámica más bruta. El conductor podrá percibir claramente cómo los cambios de marchas de la transmisión automática ZF de 8 velocidades se realizarán más rápidamente.

    El sistema está configurado para que estos cambios sean hasta un 50% más rápidos, ofreciendo la potencia inmediatamente, cuando el conductor pise a fondo el acelerador, hasta alcanzar el 90% de su recorrido, encontrando también una ventaja cuando se producen descensos. En ese caso, el modo Low aumenta el régimen del motor en la marcha más baja controlando la velocidad.

    Suena impropio de un Rolls-Royce, que también se caracterizan por su bajo nivel de sonoridad, pero este nuevo modo más deportivo también tiene un efecto en el sonido del motor. Rolls-Royce señala haber trabajado en el sistema de escape durante más de dos años hasta encontrar el sonido perfecto. Los Black Badge contarán con un sistema electrónico que abrirá las aletas de escape mientras el modelo se encuentre en los modos «N» y «P» de la transmisión, ofreciendo un sonido más bruto.