¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Rolls-Royce Cullinan Black Badge, más potencia para el SUV de lujo

11
El nuevo Rolls-Royce Cullinan Black Badge es un SUV más exclusivo y potente.

El Rolls-Royce Cullinan se convierte en un SUV aún más exclusivo. Recibe el «tratamiento» Black Badge que trae consigo importantes modificaciones visuales así como una notable mejora en el rendimiento del motor V12 que propulsa al vehículo. Ahora es más potente y alcanza los 600 CV.

Rolls-Royce ha anunciado una novedad importante para la gama de su primer SUV. El exclusivo y lujoso Rolls-Royce Cullinan se une a la familia Black Badge que hasta la fecha estaba compuesto por tres modelos de la marca, el Dawn, Wraith y Ghost. El nuevo Rolls-Royce Cullinan Black Badge ya es una realidad. Y llegará al mercado para cautivar al público que busca un plus de exclusividad y prestaciones.

Basta con echar un vistazo a las imágenes que acompañan este artículo para descubrir en qué se diferencia con respecto a un Cullinan «convencional» si es que existe. La versión Black Badge ya se encuentra a la venta y presenta una imagen más siniestra a la par que deportiva. El color negro es el gran protagonista. La carrocería presenta un acabado con pintura negra pulida a mano.

Rolls-Royce Cullinan Black Badge - posterior
El Rolls-Royce Cullinan Black Badge presenta un aspecto siniestro a la par que deportivo.

La parrilla del Cullinan Black Badge presenta un acabado oscurecido. Dicha terminación también la encontramos en el marco lateral, molduras, manijas de las puertas, salidas de escape y en los embellecedores de las entradas de aire. El Espíritu del Éxtasi también se ha oscurecido. A todo ello debemos de sumar unas nuevas llantas de aleación forjada de 22 pulgadas en dos tonos que dejan a la vista las pinzas de freno de color rojo.

Dejando a un lado el exterior, si nos aventuramos en el interior del Cullinan Black Badge nos veremos envueltos por un ambiente en el que se respira lujo y confort. Hay nuevos detalles en color amarillo tanto en los paneles de las puertas como en el tablero y en los propios asientos. Todo ello sazonado con un elegante tapizado de cuero negro que envuelve la mayor parte de las superficies. Otro detalle del interior a destacar es el «techo de estrellas». Un sistema de iluminación posible gracias a 1.344 cables de fibra óptica.

¿Y qué hay del apartado mecánico? También hay novedades. El motor V12 Twin-Turbo de 6.75 litros ha sido objeto de una serie de modificaciones para incrementar su potencia hasta los 600 CV y 900 Nm de par máximo. Se trata de un incremento de 29 CV y 50 Nm con respecto a un Rolls-Royce Cullinan convencional. Ahora es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en unos cinco segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h.

Rolls-Royce Cullinan Black Badge - interior
Así es el interior del nuevo Rolls-Royce Cullinan Black Badge.

También se ha incorporado lo que la marca denomina «Acelerador Intuitivo» y que actúa sobre la caja de cambios automática de ocho velocidades. Los cambios son ahora más suaves y progresivos, lo que aumenta el confort.

Fuente: Rolls-Royce

Noticias relacionadas

Rolls-Royce Cullinan Black Badge, más potencia para el SUV de lujo
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto