¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    BMW registra el nombre Silent Shadow para los eléctricos de Rolls-Royce

    Detalle de la toma de corriente del prototipo Rolls-Royce 102 EXRolls-Royce

    Ver un Rolls-Royce completamente eléctrico está cada vez más cerca. La marca británica ha dado un paso adelante, solicitando a través de BMW el registro en Alemania de un nombre comercial muy particular: el de «Silent Shadow». La denominación que utilizará la lujosa firma para identificar a sus futuros modelos eléctricos.

    Antes de que termine esta década, el primer Rolls-Royce eléctrico estará en la carretera. No cabe duda alguna de que la marca británica ofrecerá un modelo con este tipo de propulsión tan eficiente, obligada por las elevadas cifras de emisiones promedio de la gama, pero también porque la firma ha registrado un interesante nombre comercial en el registro de patentes de Alemania, a través del grupo BMW.

    «Silent Shadow», un curioso nombre, y muy especial, que precisamente no es ni típico ni adecuado para un modelo, sino que más bien describe a sus futuros modelos eléctricos, que se desplazarán como una silenciosa sombra. Ese es el significado de la combinación, y cuyo recibo de la solicitud de registro puedes ver más abajo, incluida en la base de datos del organismo alemán de patentes cursada el pasado mes de septiembre.

    La prueba del registro del nombre Silent Shadow para los eléctricos de Rolls-Royce, a nombre de BMW

    En el desarrollo del Rolls-Royce Ghost se programó una versión eléctrica, la que estrenará el nombre «Silent Shadow»

    Los de Rolls-Royce saltarán la tecnología híbrida enchufable directamente al nivel más alto, con la quinta generación de la tecnología «eDrive» de los bávaros a su disposición, y que se embarcará en el futuro BMW i7 ya en desarrollo. Un buque insignia que comparte numerosos componentes con el más pequeño de los Rolls, por lo que no sería extraño que éste sea el primer modelo que estrene el nuevo nombre en 2024.

    Los rumores apuntan a la existencia de mulas basadas en el Phantom, equipadas con el sistema de propulsión eDrive con dos motores eléctricos y una gran batería de iones de litio de 100 kWh para disponer de una autonomía máxima de 500 kilómetros con una sola carga. Una cifra muy insuficiente para este modelo, y que serán varios cientos más, ya que cuando se lancen al mercado los bávaros ya contarán con baterías más potentes, menos pesadas y de estado sólido, una tecnología que esperan tener en 2025.

    Nuestros informadores apuntan que la configuración de dos motores eléctricos implicará tracción total a demanda, funcionando con el motor eléctrico trasero en la mayor parte de los trayectos. Un sistema que se estrenará en el BMW i4 con una potencia máxima aproximada de 530 CV, que veremos en el futuro i7, y que también tendrá una versión más potente: alcanzará una potencia máxima de 680 CV, se le espera para 2027 y llegará a bordo del Phantom.