¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Al final Rowan Atkinson consiguió vender su McLaren F1, por más de 11 millones

Popularmente conocido como Mr Bean, el actor Rowan Atkinson han vendido su McLaren F1 por un precio cercano a los ocho millones de libras, que al cambio viene a ser un poco más de 11 millones de euros. Nada mal teniendo en cuenta el historial del coche.

El señor Rowan Atkinson, una de las mayores fortunas del Reino Unido y más conocido por su papel de Mr Bean, es un ávido coleccionista de coches. Su garaje guarda piezas de incalculable valor. Una de ellas es, o mejor dicho era, el McLaren F1 de 1997. Este, tras sufrir dos accidentes y recorrer más de 66.000 kilómetros, acaba de ser vendido por un precio superior a los 11 millones de euros.

Casi 18 años de uso y disfrute, aunque con algún que otro susto importante por en medio

A principios de año el actor británico decidió que era hora de ponerlo a la venta. Como decimos el señor Atkinson lo adquirió en 1997. Se rumorea que por aquel entonces el actor británico desembolso la friolera de 640.000 libras por él, unos 885.000 euros. Una joya del automovilismo que fue fabricada bajo un número muy limitado de unidades, apenas un centenar llegaron a las carreteras de todo el mundo.

Bien, el actor lo ha disfrutado durante más de 17 años. En ese tiempo no solo ha acumulado más de 66.000 kilómetros, una barbaridad para un coche de este tipo, sino que ha sufrido dos accidentes con él. Uno de ellos de escasa repercusión, pero otro, sucedido hace unos cuatro años, dejó al coche prácticamente destrozado. Aunque muchos lo hubieran dado por perdido Rowan Atkinson no.

La reparación llevó más de un año de trabajo especializado por mecánicos de McLaren. Se estima que la factura final de la reparación llegó a superar las 900.000 libras esterlinas, más de 1.2 millones de euros. Muchos tildaron al actor de loco por pagar dicha suma en la reparación de un coche, pero este lo hizo por amor al F1. A día de hoy parece que la jugada fue más que buena, ya que los beneficios han sido bastante cuantiosos.

El accidente a gran velocidad dejó el F1 literalmente destrozado

Tras recuperar lo gastado el señor Atkinson se ha ido a casa con un cheque de más de 11 millones de euros, nada mal teniendo en cuenta el historial del coche. Su nuevo propietario, del que no se ha revelado el nombre, dice que lo usará prácticamente a diario, como el actor. Para llevar a los niños al colegio y para hacer recados variados. Pues nada que lo disfrute usted misterioso comprador.

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto