¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Absurdo pero cierto: la EPA la dirigirá un conocido detractor del medio ambiente

    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera

    Finalmente Donald Trump se ha salido con la suya, Scott Pruitt será el director de la EPA.

    Su nombramiento es el ejemplo viviente de la cita "poner al lobo a cuidar de los corderos".

    La propia EPA ya tiene convocadas movilizaciones de protesta y se están investigando todos sus correos de su época de fiscal.

    Las normas anti-contaminación de EEUU corren peligro real.

    Finalmente, el senado de los Estados Unidos ha confirmado la nominación de Scott Pruitt como máximo responsable de la EPA. Decir que en esta ocasión, Donald Trump ha puesto al lobo a cuidar de los corderos es un eufemismo, ya que Pruitt prácticamente ha basado su carrera en combatir fuertemente a la EPA, la agencia que irónicamente ahora controla.

    La votación se saldó con un margen bastante estrecho, 52 a 46, lo que le vale a los Republicanos, el partido en el poder, a colocar a un afamado negacionista del cambio climático y fuerte agresor de las políticas medioambientales precisamente a cuidar de la calidad del aire y del agua de esa nación.

    Si Estados Unidos ya era uno de los pocos países que no había ratificado el Protocolo de Kyoto, con Pruitt al frente del organismo máximo responsable de luchar contra la polución podemos esperarnos cualquier cosa.

    Donald Trump ya se ha salido con la suya.

    Las críticas del nombramiento no han sido pocas, incluida la propia agencia, que desde que se conoció su nominación no ha parado de trabajar por evitar este nombramiento. De hecho, se están investigando todas sus comunicaciones electrónicas de sus años como fiscal de Oklahoma, unos 3.000 emails entre Pruitt y altos ejecutivos de la industria del petróleo, aunque todavía no se han estudiado esos documentos. Este era el principal argumento para detener su nombramiento, pero ha sido en vano.

    En cuanto a qué podemos esperar de su trabajo al frente de la EPA los más pesimistas ya apuntan que simple y llanamente deshará todo el trabajo de la agencia deestos últimos años.

    Pruitt es de los convencidos que las medidas anticontaminación son un simple estorbo para el progreso empresarial, algo que no se molesta en ocultar. Hasta el momento, tan solo ha declarado que bajo su mandato trabajará con un enfoque de "federalismo cooperativo" y que no significaría el fin de la regulación ambiental a nivel nacional, sino más bien "una colaboración significativa entre el EPA y los estados para lograr importantes objetivos ambientales".

    Scott Pruitt.

    Sin embargo, una de las primeras medidas que se espera que tome sea la de eliminar ciertas reglas de contaminación del agua y del Plan de Energía Limpia que obliga a los estados a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en la generación de electricidad.

    De su mandato en la EPA se espera básicamente que cambie todas las reglas y normativas que puedan "estorbar" a la industria, básicamente a la del petróleo. Con la que prácticamente está demostrada su relación. Lo que mandaría al traste años y años de trabajo de una agencia que ya tenía el inconveniente de trabajar en uno de los países más contaminantes del planeta.