¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Según Mercedes-Benz, la fiebre del SUV y el crossover será indefinida

    En los últimos años el crecimento de los SUV y crossover (término medio entre los turismos y los SUV) ha sido espectacular tanto en variedad de modelos como en unidades vendidas. ¿Es una moda o una tendencia a largo plazo? En Mercedes-Benz lo tienen claro.

    Los grandes SUV, como el Mercedes-Benz GL (próximamente GLS) cada vez están menos preparados para conducir fuera de carretera o en condiciones climáticas adversas. La mayoría no sale del asfalto nunca

    ¿Cuándo se terminará esta tendencia?"Nunca, ¿por qué debería?" - esas fueron las palabras de Thomas Weber, un miembro del consejo de administración de Daimler AG, la matriz de Mercedes-Benz. Esperad, que hay más, según ha dejado constancia un medio australiano:

    "La mayor tendencia mundial es hacia los SUV. ¿Por qué? Posición más elevada de conducción, más libertad, independencia de las condiciones de la carretera. Aunque ningún cliente se ponga a hacer "off-road", aunque solo necesite esa capacidad una vez al año... Por el mismo motivo hay una fuerte tendencia hacia la tracción total."

    Llegados a este punto, conviene matizar. La tracción total es más propia de los SUV y los crossover de gama media/alta, ya que lo que más se vende -diga lo que diga- son versiones de potencia baja/media con tracción a un solo eje. No olvidemos que es una marca Premium, y como tal, no tiene los mismos clientes que Nissan o Skoda.

    Este ejemplar de GLC tiene un paquete específico para conducir fuera de carretera, ya que el modelo estándar está pensado fundamentalmente en el asfalto. La mayoría de los clientes lo hacen con esa intención

    Bajo la lógica de Thomas Weber, la posibilidad de conducir puntualmente fuera de carretera es como tener una velocidad punta superior a 250 km/h, no todo el mundo lo necesita, pero hay quien paga por poder hacerlo. Parece un buen símil, conducir a más de 250 km/h o transitar por pistas de tierra o barro no es legal en la mayoría de sitios del mundo desarrollado.

    Está claro que este tipo de coche ofrece un diferencial interesante en términos de seguridad sugestiva, muchísima gente se cree más segura si va con el asiento más elevado, aunque eso desde el punto de vista de la física no hay por dónde cogerlo. La percepción de la carretera es mejor cuanto más bajo llevamos el culo -con perdón- y el que no lo crea, que vea a los pilotos de carreras.

    También hablamos de otra ventajas, como tener una capacidad de carga muy interesante sin que las dimensiones a la hora de aparcar sean incómodas, son más altos, pero también más cortos que una berlina con similar maletero. Un poco más de amplitud interior completa el cóctel. Y si ya encima aparentan un estatus, ya cerramos el círculo.

    Si encima hablamos de versiones AMG, tanto puras como de aspecto AMG, las posibilidades de conducir fuera de carretera son aún inferiores, ya que se enfocan aún más al asfalto. No se puede tener todo a la vez

    Para los fabricantes como Mercedes-Benz, de gama alta, esta tendencia es muy rentable, solo hay que ver la gama: GLA, GLC, GLC Coupé (próximamente), GLE, GLE Coupé, GLS (actual GL) y G. Ese factor diferencial que pagan los clientes excede lo que realmente cuesta hacer los coches, se saca más margen por unidad.

    Además, hoy día, las plataformas flexibles permiten sacar más modelos del mismo sitio, con mucho menos coste, reduciéndose también el tiempo de desarrollo. Para la industria, esta tendencia solo tiene ventajas. O lo que es lo mismo, si de ellos dependiera, que nunca se acabe. Que se sigan plagando las carreteras con SUV y crossover.

    La realidad no es que esos coches salgan del asfalto con frecuencia. Mi percepción personal, si me permitís, es que se van llenando las calles y los carriles de coches que van estorbando, dificultan las maniobras de adelantamiento, dificultan el aparcamiento... ¿Por qué digo que estorban? Quien se siente más seguro por altura, es un conductor poco seguro de sí mismo, y conduce como tal.

    Esto es un todoterreno. Punto. Para poder circular con garantías fuera de carretera y de pistas fáciles, se necesita un vehículo tosco y rudo que es lamentable en la carretera. Por eso, los mejores de este segmento apenas han evolucionado a nivel técnico en su arquitectura básica, aunque cuentan con más ayudas y asistencias

    Por lo tanto, este servidor no tomaría hasta sus últimas consecuencias las palabras de Weber

    Yo lo traduzco como que Mercedes-Benz quiere que esta tendencia nunca se acabe o tendrían un agujero en sus cuentas impresionante. Esto se acabará tan pronto se contagie a nivel mundial la normativa al estilo japonés, que penaliza el peso de los coches, entre otros factores. Cuando hay una tasa así, la gente tiende a comprarse el coche que realmente necesita.

    Si no se usa tracción total, las habilidades fuera de carretera de este tipo de turismos no es muy diferente a la de turismos convencionales -hay casos y casos- si no se trabaja bien el tema de los ángulos, las protecciones y el recorrido de la suspensión. Si solo tenemos a turismos altos disfrazados de todoterrenos, aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

    Las marcas Premium son las más fecundas a la hora de sacar modelos y derivados, porque sus clientes pagan. En cambio, en los fabricantes generalistas, no hay tanta variedad, y casi todo lo que venden es tracción delantera con motores de potencia de uso habitual. Por favor, que nadie me venda lo de la "libertad" para circular, que no cuela.

    Fuente: Car Advice