Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

La situación de smart en Daimler se complica seriamente con un futuro muy incierto

No corren buenos tiempos para smart, la marca ya de eléctricos propiedad al 50% de Daimler y Geely. Reconvertida para ser la apuesta más eficiente, ha dejado de lado los motores de combustión y acaba de salir del mercado americano y de Canadá. En un intento de protegerla hoy, el próximo consejo de administración del gigante alemán puede definitivamente terminar con ella.

Smart forease+, la última creación conceptual de un atractivo speedster y eléctrico

A día de hoy, y desde hace mucho tiempo, smart se ha convertido en un lastre para el gigante alemán de la estrella. La marca de los urbanos no reporta los beneficios que se esperaba, mucho menos aún después del replanteo que supuso la alianza con Renault y el desarrollo de la nueva generación sobre la plataforma EDISON.

Este fue el momento más crucial para que muchos perdieran el interés en la marca suiza. Urbanos por naturaleza, se han convertido casi en objetos de capricho con unos precios desmesurados para el segmento en el que militan, encarecidos algo más con el cambio de estrategia apostando por la electricidad. El carácter Premium se paga pero, en el segmento de los smart fortwo y forfour a un auténtico precio de oro.

El mejor año de la marca fue 2004. Entonces se logró un récord con casi 135.000 unidades vendidas a nivel mundial. Los sucesivos fueron cayendo poco a poco hasta que solo cuatro años después llegó a casi 25.000 unidades en Estados Unidos. En 2018, Daimler vendió más de dos millones de unidades en todo el mundo; smart solo contribuyó con 128.000 unidades.

El desarrollo de los smart fortwo y forfour con Renault y su Twingo no han dado los resultados esperados

Ayer, supimos que los responsables de la firma han decidido la salida de este mercado y del canadiense. En Estados Unidos, por mucho que se empeñaran, la marca de los microcoches no tenía, ni tiene, cabida ni en combustión ni eléctricos. El cliente americano y europeo ha perdido interés en sus modelos, lo cual se refleja en las bajísimas ventas.

En un intento de salvar la marca suiza, el hasta ahora responsable de Daimler se sacó un conejo de la chistera hace pocas semanas. Dieter Zetsche firmó la venta del 50 por ciento de smart con Geely, por lo que la marca china se hará cargo de la expansión de la oferta y la fabricación trasladándola desde Francia a las factorías del conglomerado en el país asiático.

Y aunque Zetsche y Li Shufu, Presidente de Geely Holding, dieron muestras de cooperación conjunta por el bien de smart, el peligro de extinción definitivo está ahí. En pocas semanas, Zetsche abandonará la presidencia del grupo liderado por Mercedes y dejará el futuro de la compañía en manos de un sucesor que ya se ha confirmado que será Ola Källenius; y smart no tiene cabida en sus planes.

Poca esperanza tiene smart de permanecer bajo el paraguas de Daimler. El futuro de la marca gestada por Swatch pende de un hilo y se le busca comprador serio

El consejo rector quiere beneficios y nada de lastres que hagan perder o requieran de inversiones adicionales a fondo perdido. Källenius tiene plenos poderes para tomar cualquier decisión que vaya en beneficio de la empresa; de hecho, ya se habla que salvar a smart supondrá recortar de otra partida, la de la fuerza laboral, estimando que unos 10.000 trabajadores se irían al paro.

Aún así, los asesores de Källenius saben que invertir hoy en la marca de urbanos no garantiza un retorno positivo en las cuentas, a pesar de eliminar puestos de trabajo, por lo que smart tiene los días contados. Algunas fuentes apuntan que el nuevo responsable tampoco está perdiendo el tiempo y busca comprador para la marca creada por la relojera Swatch en 1994.

La decisión del futuro del pequeño fabricante se tomará a partir del próximo 22 de mayo de 2019, día en el que Zetsche dejará la presidencia de Daimler y Källenius se siente en el trono del grupo alemán de la estrella de tres puntas. No va a ser uno de las medidas más inminentes, pero sí se tomará la decisión antes de que termine el año y Geely será el primero de la lista en sentarse a negociar.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto