¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Tesla adquiere ATW, un especialista alemán de líneas de producción de baterías y quebrado

    Fachada de instalaciones de ATS

    A falta de confirmación oficial, los indicios apuntan firmemente a que Elon Musk ha vuelto a ir de compras, adquiriendo capital humano y material para la producción de baterías en Alemania. La empresa ATW estaba condenada a la quiebra, o a su venta a un tercero.

    En su corta historia, la Gigafactory 4 de Tesla está dando mucho que hablar. En la planificación inicial el complejo en Grünheide (Mark) iba a contar con producción de baterías. En julio los documentos oficiales sugerían que no, y ahora por lo visto sí, habrá producción de baterías en la misma GF4.

    Y dado que para producir baterías antes hay que montar una compleja infraestructura para que se hagan de forma masiva, rápida y eficiente, hay que contar con gente con experiencia. Tesla se fijó en ATW Assembly & Test - Europe GmbH, una compañía que depende de la canadiense ATS Automation.

    ATW -por abreviar- había contado con clientes como BMW y Daimler para la producción industrial de baterías de automoción. Sin embargo, arrastraba dificultades financieras desde hace un tiempo. El mes pasado se empezó a comentar la posibilidad de su cierre debido al mazazo económico de la pandemia de COVID-19, cuando antes era rentable.

    El pasado martes, 29 de septiembre, socios comerciales de ATW fueron avisados de que se había cerrado un acuerdo de venta a un fabricante de vehículos eléctricos de California, sin mencionar directamente a Tesla, pero tampoco hay que ser un genio para saber a quién se están refiriendo (si bien no es la única posibilidad).

    La noticia se convierte en vox populi el jueves, 1 de octubre, cuando dos medio locales alemanes, The European y WirtschaftsKurier, levantaron la liebre. Además, la propia compañía matriz, ATS, ya había informado el viernes anterior, 25 de septiembre, de que estaba en negociaciones para una «venta de ciertos activos y transferencia de empleados» a un tercero, sin explicarse más. Las piezas encajaban.

    Aquel comunicado del 25 de septiembre de ATS matizaba que el acuerdo no se había completado y que estaba sujeto al cumplimiento de algunas condiciones para su cierre. ATS también indicaba que una venta exitosa supondría un alivio para su reorganización de negocios basados en el sector del transporte. Vamos, que les venía bien deshacerse de ATW.

    Extracto del comunicado de prensa del 25 de septiembre por parte de la matriz, ATS Automation

    De momento, ni ATS, ni ATW, ni Tesla han hecho oficial el cierre del acuerdo. Sabemos que ATW tiene unos 210 empleados y que entre sus haberes hay 20 líneas de producción de baterías que fundamentalmente se han montado para «fabricantes internacionales». Pues pronto estarán al servicio de Tesla.

    Es más, durante el pasado «Battery Day», aunque no fuese del agrado de los accionisas ávidos de noticias revolucionarias, fue el momento escogido para que Tesla hablase de una reducción de los precios de las baterías en los próximos tres años gracias a optimizaciones a nivel interno y a métodos de producción más eficientes.

    Posiblemente ATW se integrará en Tesla Grohmann Automation, una compañía que también fue adquirida en su momento por Tesla y que también está implicada en los equipos de producción de baterías. Porque Tesla, dentro de lo posible, quiere depender menos de proveedores externos y guisarse y comerse lo suyo.

    Tesla Cybertruck

    No será una noticia demasiado buena para fabricantes alemanes, que probablemente perderán a un proveedor si Tesla decide que los contratos existentes sean rescindidos o no se firmen otros nuevos. De todas formas, si caía ATW tampoco iban a poder encargarles nada, al menos se ha salvado la empresa gracias a los dólares americanos.

    El pasado viernes hubo una celebración en las instalaciones de ATW en Neuwied, en la que se avistaron varios Teslas

    Resumiendo, una buena noticia para (casi) todos. Tesla habrá adquirido ATW en unas condiciones muy ventajosas, logrando saber-hacer de empleados cualificados para una producción de baterías eficiente. ATS se quita de encima una unidad de negocio que ya no daba dinero. Y 210 trabajadores con experiencia no se irán al paro.

    A medio plazo, Tesla tiene previsto producir más turismos en las Gigafactory de Fremont (California, EEUU), en Shanghai (China) y en Alemania. Además, producirá los Cybertruck en una nueva fábrica en Austin (Texas, EEUU) y los camiones Semi, así que sus necesidades de baterías van a aumentar. Posiblemente, Tesla acabará el año con medio millón de entregas, un récord para la compañía de Elon Musk, y en el año que la pandemia ha puesto todo patas arriba.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto