¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Quién es Elon Musk, un inventor del Siglo XXI

    David Plaza
    David Plaza
    8 min. lectura
    Elon Musk, ¿el hombre más influyente de la industria automotriz actual?

    Emprendedor, inventor, empresario, magnate, visionario… se puede definir a Elon Musk de muchos modos, aunque su principal vinculación con la industria automotriz proviene de Tesla.

    Que Elon Musk sea uno de los hombres más ricos del mundo en realidad es lo de menos, pues muchos otros lo son también y su contribución a la historia de la humanidad no es realmente relevante.

    Sin embargo, el fundador de empresas tan trascendentales como PayPal, SpaceX o Tesla, la que le trae aquí, Tesla, se está ganando un hueco en los libros gracias a su emprendimiento y visión.

    A los 12 ya había diseñado un juego espacial llamado Blastar, que vendió a PC and Office Technology

    Lo cierto es que Elon Musk (Pretoria, Sudáfrica, 28 de junio de 1971) cuenta con tantos detractores como admiradores, pues no es un personaje que deje indiferente a nadie a consecuencia de su renuncia a pasar desapercibido (no en vano uno de sus hijos se llama X Æ A-12 Musk).

    Pero, profesionalmente, este hombre de negocios nacionalizado canadiense y estadounidense pasa por ser uno de los inventores del Siglo XXI. Vamos a ver por qué.

    Los inicios de Elon Musk

    Elon creció en una familia de clase alta (padre ingeniero, madre nutricionista y modelo) en Pretoria, aunque la alta ocupación laboral de sus padres hizo que ni él ni sus dos hermanos (Tosca y Kimbal) pasaran mucho tiempo en familia.

    En 1979, su madre denunció malos tratos por parte de su marido, divorciándose. Elon vivió al principio con ella, pero años más tarde volvió con su padre.

    Aficionado a la informática, con únicamente 9 años comenzó a programar con un Commodore VIC-20 de 8 kb de memoria RAM y a los 12 ya había diseñado su primer programa, un juego espacial llamado Blastar que vendió a la revista sudafricana PC and Office Technology por un valor equivalente a 500 dólares estadounidenses.

    Así es Blastar, el primer videojuego diseñado por Elon Musk a los 12 años.

    Ya adolescente, Elon volvió con su madre y, junto con sus hermanos, se mudaron a Canadá, aunque tuvieron muchos problemas para salir adelante. Aún así, el joven de 21 años consiguió un beca para estudiar Física y Economía en la Universidad de Pensilvania, graduándose en ambas carreras y montando su propia empresa poco después, aunque sin demasiado éxito.

    Así, su primera experiencia laboral real llegó en Pinnacle Research a través de la recomendación de uno de sus exprofesores, pero su aspiración era ser relevantes en tres áreas que consideraba llenas de carencias: Internet, energía renovable y el espacio.

    Empresario de éxito

    El primer éxito empresarial de Elon Musk fue Zip2, dedicada a la gestión del desarrollo, alojamiento y mantenimiento de sitios web específicos para empresas de medios de comunicación. Cuatro años después fue vendida a Compaq por 307 millones de dólares.

    Ello le permitió fundar X.com en 1999, una startup financiera y uno de los primeros bancos en Internet. Un año más tarde, se alió con Confinity, cuyo producto estrella era el hoy conocido método de pago electrónico PayPal.

    El joven Elon Musk, junto a su ordenador personal.

    Elon Musk fue designado director ejecutivo, pero las tensiones internas propiciaron que, durante la luna de miel de Musk tras casarse con Justine Wilson, fuera destituido en una junta extraordinaria. Aunque la noticia hizo que Musk regresara de inmediato para intentar convencer a los accionistas, finalmente no pudo impedir la reorganización y debió conformarse con el puesto de asesor consultivo.

    Ya en 2001, X.com pasó a llamarse PayPal Inc., cotizando en bolsa al año siguiente y vendiéndose a eBay por 1500 millones de dólares en julio de 2002.

    Tesla

    Con los 180 millones de dicha venta que le correspondieron a Elon Musk, utilizó 100 para fundar SpaceX (fabricación y transporte espacial), 10 para Solar City (energía solar) y 70 para Tesla, el fabricante de coches eléctricos que tan popular y exitoso es en la actualidad.

    Actualmente, Tesla se dedica también a la fabricación de componentes para la propulsión de este tipo de vehículos, así como a los techos, instalaciones y baterías solares fotovoltáicas y domésticas, pero cuando fue fundada por Martin Eberhard y Marc Tarpenning en 2003 recibió el nombre de Tesla Motors.

    Óscar Magro pone a prueba el Tesla Model Y...

    Casi de inmediato, se unieron al equipo Ian Wright, JB Straubel y nuestro protagonista, que fueron nombrados cofundadores. Musk recibió el cargo de presidente

    El primer paso de Tesla fue diseñar un coche de unidades limitadas y altas prestaciones, el Roadster, que debutó en 2008. A 31 de diciembre de 2011, Tesla Motors ya contaba con 59 patentes adjudicadas y otras 230 patentes pendientes de aprobación. El 12 de junio de 2014 Tesla Motors liberó todas sus patentes.

    Al Roadster le siguieron el Model S en 2012 y el Model X en 2015, el primer SUV de la marca. Ya en 2017 llegó el exitoso Model 3, actualmente el eléctrico más solicitado en todo el mundo y habitual líder de ventas en Europa.

    ... y también el superventas: el Model 3.

    El Tesla Model Y, un SUV compacto, comenzó a venderse en 2020 y los próximos lanzamientos planeados son el Cybertruck y un teórico coche eléctrico barato, además del camión Semi y el la segunda generación del Roadster.

    Durante la pasada década, Tesla ha ido aumentando sus cifras de ventas progresivamente, pasando de 114 millones de dólares de ingresos en 2010 a 24.578 millones en 2019.

    Actualmente, también es director general de Neuralink, que desarrolla interfaces cerebro-máquina para conectar el cerebro humano con los ordenadores. The Boring Company es otra de sus creaciones y se dedica a combinar la tecnología de construcción de túneles rápidos y asequibles con un sistema de transporte público completamente eléctrico.