¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Tesla no fabricará sus baterías europeas en la Gigafactory de Alemania

    Tesla ha colocado los primeros pilares en el terrenoTobias Lindh (Twitter)

    Siguen apareciendo complicaciones para la Gigafactory en Grünheide (Mark), en el estado federal alemán de Brandeburgo. La producción prevista en un primer momento se recorta de 500.000 a 100.000 unidades al año, y también sabemos que la fábrica va a tener menos servicios.

    En los compases finales de 2019 se hizo oficial, Tesla había elegido lugar para la Gigafactory 4, es decir, su fábrica europea, con una capacidad de 500.000 unidades al año de Model 3 y Model Y para los clientes del Viejo Continente. Se esperaba empezar su construcción en ¡marzo! Se generarían hasta 10.000 empleos directos.

    No ha sido así, pero no solo por la crisis del COVID-19, sino por problemas burocráticos, colectivos ecologistas poniendo dificultades a la tala de árboles del polígono industrial de Freienbrink (que se compensará por el triple), los problemas de suministro local de agua... y todavía no se han terminado las complicaciones.

    En el grupo documental mandado a las autoridades, Tesla declaró que la fábrica tendría prensado, fundición, líneas de carrocería y de pintura, producción de asientos, producción de plásticos, producción de baterías, producción de coches enteros y, en definitiva, montaje final. Y la idea era llegar a 500.000 unidades al año.

    Se han hecho públicos nuevos documentos oficiales mandados a revisión, en los que se recula bastante en las pretensiones de Tesla. Ahora la cifra de producción anunciada es «100.000 coches eléctricos al año, o más». Ese «o más» es todo un comodín, pero es una reducción importante.

    La producción de baterías no se hará en esta Gigafactory, de acuerdo a estos documentos, y tampoco la producción de plásticos. Desconocemos de dónde sacarán estos componentes, si serán de otra Gigafactory propia de Tesla, si habrá un acuerdo con otro fabricante, o se buscará un socio tecnológico para ello.

    Por otro lado, el edificio principal no será tan alto, su altura se va a reducir en 9 metros, quedando fijado en 15 metros de altura. También se han previsto modificaciones en los cimientos, dado lo arenoso del terreno, que está provocando dificultades técnicas añadidas. En septiembre habrá una audiencia pública para resolver ese tema.

    No solo eso, Tesla está haciendo cambios en el proyecto para que las necesidades de agua de la fábrica sean inferiores. El proyecto original ya contemplaba una planta de tratamiento de aguas residuales con una capacidad de 252 metros cúbicos/hora. Elon Musk ya declaró en enero que la fábrica sería medioambientalmente sostenible.

    Es más, ante el anuncio de que la fábrica pasaría a consumir 372 metros cúbicos a 238 metros cúbicos cada día, el propio Musk aclaró que serían cantidades máximas, no consumos medios diarios. La reducción se llevaría a cabo mediante más reutilización de agua usada y empleando otros sistemas de refrigeración.

    De momento las autoridades locales han concedido a Tesla todos los permisos para seguir construyendo la fábrica, aunque algunos permisos no son definitivos y puede haber cambios en septiembre. El fabricante se la juega levantando ya pilares estructurales, dado que pretende que el año que viene a estas alturas ya empiecen a salir los primeros coches a la calle.

    Esta será la ubicación del polígono industrial que acogerá la Gigafactory 4 de Tesla

    Mientras tanto, la expansión de Tesla continúa. Hace unos días os contamos que el fabricante busca emplazar su segunda Gigafactory de producción de vehículos en Estados Unidos, y de momento las papeletas son para el condado de Travis, donde está Austin, capital de Texas. Allí se producirán los Cybertruck y Model Y americanos.

    En septiembre está previsto que se celebre el «Tesla Battery Day», evento en el que el fabricante contará sus planes para producir sus propias celdas de batería, actualmente suministradas por empresas externas, Panasonic, LG Chem y CATL. Dicha producción permitirá aumentar densidad energética, reducir la presencia de cobalto y por tanto bajar de 100 dólares/kilovatio hora.

    El «Tesla Battery Day» tenía que haberse celebrado en mayo

    Tesla ambiciona ofrecer también unas duraciones kilométricas impresionantes con sus baterías, del orden del millón de millas (más de 1,6 millones de km), de la mano de CATL. Hay pick-ups en Estados Unidos que alcanzan dicho kilometraje. Las celdas de primera generación podrían aparecer por primera vez en los Cybertruck cuando inicien la producción en serie.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto