Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El 86% de los Tesla Model 3 fabricados en junio necesitaron arreglos

Un informe de Business Insider ha destapado la tasa de calidad en la producción del Model 3 una vez logrado el objetivo de producción. De las poco más de 5.000 unidades fabricadas del Model 3 en la última semana de junio, unos 4.300 ejemplares precisaron de reparaciones o arreglos posteriores.

Detalle de una de las líneas de montaje del Model 3.

Poco tardó Tesla en anunciar a los cuatro vientos que la última semana de junio habían logrado alcanzar el tan ansiado objetivo de producir 5.000 unidades a la semana del Tesla Model 3. Justo a tiempo para poder cumplir la previsión realizada por su grandilocuente director general, Elon Musk, que tras muchos retrasos había asegurado que el objetivo de las 5.000 unidades a la semana se lograría antes de que terminara el primer semestre de 2018. Y por los pelos, pero lo lograron.

Lo que no reveló Tesla es que para alcanzar esa cifra en ese momento determinado tuvieron que fijar un ritmo de trabajo endiablado. A lo que se suma que tuvieron que crear una línea de montaje provisional bajo unas carpas en el exterior de la propia factoría de Fremont. Del extenuante ritmo de trabajo al que se enfrentan los empleados de la marca ya han hablado muchos medios, haciéndose eco de las quejas de los propios empleados de la compañía, tanto de Fremont como de la Gigafactoría.

Pero ahora tenemos un dato que nos ofrece una muestra empírica tanto del ritmo de trabajo como de la calidad de producción del Model 3, ya que como es bien sabido, cuando se aumenta artificialmente la velocidad habitual de manufactura la calidad tiende a descender. Según una documentación que ha caído en manos de la publicación Business Insider, de los poco más de 5.000 vehículos fabricados esa ya célebre semana unos 4.300 necesitaron algún tipo de arreglo tras salir de la cadena de montaje.

Tesla Model 3.

Por normal general, en todas las cadenas de producción de automóviles se realizan varias inspecciones en diversos puntos de la cadena y no solo al final de la misma, para tratar de solventar cualquier tipo de incidencia o fallo, que por norma general se suele deber a despistes manuales, de los propios trabajadores. Si se detecta cualquier tipo de problema en una unidad, que por norma general suele ser de carácter menor (podemos imaginarnos un panel interior mal ajustado manualmente como ejemplo) se realiza la reparación o el arreglo pertinente tras la inspección y la unidad continúa su curso.

El rendimiento de la cadena en términos de calidad se mide en función del porcentaje de vehículos que pasan esa inspección sin problema alguno. Según afirmaba un analista independiente a Business Insider, por norma general, en esta industria se considera que una planta de ensamblaje es competitiva si esa tasa de vehículos que no precisan de arreglos supera el 80 por ciento, y la media de la industria automovilística occidental se sitúa entre el 65 y el 80 por ciento.

Las cifras de esa semana de Tesla arrojan una tasa de solo el 14 por ciento, muy lejos de la media de la industria y más lejos aún de las cifras necesarias para poder presumir de competitividad. Lo que nos sirve como perfecto ejemplo del ritmo de trabajo al que ha sido sometida la cadena. El objetivo era simple y llanamente ensamblar más de 5.000 unidades fuera como fuera para poder cumplir la fecha prometida por Musk. Aunque eso precisamente no lo ha ocultado la marca.

Interior del Model 3.

Tras esa semana, Elon Musk ha revelado que el ritmo de producción ha superado las 5.000 unidades semanales “en varias ocasiones durante el mes de julio”. Lo que suponemos significa que ha sucedido en 2 o 3 semanas, pues no hay más posibilidades matemáticas. Además, ha asegurado que el siguiente objetivo, 6.000 unidades semanales, está ya próximo. Por lo que entendemos que el ritmo de trabajo no ha bajado.

Ante este informe Tesla no ha tardado en ofrecer una respuesta oficial asegurando que llevan a cabo todos los controles pertinentes durante la producción, aunque curiosamente no niegan los datos y cifras publicados por Business Insider, por lo que entendemos que los dan por válidos. Además, mencionan que cuentan con lo que ellos consideran el examen de calidad definitivo y más valioso, el de sus clientes. Citando que cuentan con el índice de satisfacción de clientes más alto de toda la industria global, que en el caso del Model 3 está en un promedio del 90 por ciento. Aunque no han especificado a qué estudio se refieren, por lo que entendemos que se trata de las propias cifras de la compañía.

Fuente: Business Insider

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto